Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los últimos empresarios detenidos en Marbella pagaron a Roca un millón

Una promotora costeó dos operaciones de estética de la ex alcaldesa

Seis de los empresarios detenidos en noviembre en la tercera fase de la Operación Malaya contra la corrupción en Marbella pagaron al menos 1,04 millones de euros al supuesto cerebro de la trama, Juan Antonio Roca, a cambio de favores urbanísticos. Así consta en un informe de la sección de blanqueo de la policía aportado al sumario del caso. Los agentes señalan que la ex alcaldesa marbellí Marisol Yagüe se costeó dos operaciones de estética en 2004 con dinero supuestamente abonado a Roca por la promotora Aifos.

El informe policial, de 122 páginas, fue entregado al juez instructor del caso Malaya, Miguel Ángel Torres, el pasado 6 de noviembre, ocho días antes de que se iniciara la tercera fase de la operación, que se saldó con 11 detenidos. Este informe figura en la parte del sumario sobre la que el juez levantó el martes el secreto. En él, los agentes detallan las aportaciones supuestamente realizadas por los empresarios Giovanni Piero Montaldo, José María González de Caldas, José María Enríquez, Francisco Zambrana, Eusebio Sierra y Manuel Lores a la "caja de cohechos/sobornos" de Roca en la empresa Maras Asesores como contrapartida a distintas decisiones urbanísticas que les favorecían.

El desembolso más espectacular lo realizó el ciudadano italiano Giovanni Piero Montaldo, dedicado a la inmobiliaria y la hostelería y vinculado, según la Policía, a la 'Ndrangheta, la mafia calabresa. La contabilidad de Roca en Maras Asesores refleja que Montaldo le pagó entre enero y marzo de 2006 un total de 300.000 euros. Además, los investigadores sospechan que abonó otros 240.000 euros. En diciembre de 2005, el italiano había recibido por silencio administrativo dos licencias de primera ocupación de dos inmuebles no ajustados al Plan General de Ordenación Urbana vigente en el municipio, de 1986. De estas aportaciones, 240.000 euros fueron a parar a los bolsillos de la ex regidora Marisol Yagüe, y 18.000 a los del ex secretario municipal Leopoldo Barrantes, afirma la Policía.

El segundo pago más cuantioso, de 288.000 euros, lo realizó supuestamente el promotor José María Enríquez, que desarrolló la urbanización Casablanca Beach en unos terrenos que el plan de 1986 destinó a equipamientos. Enriquez había comprado la parcela a una sociedad de Roca en 2001 por 3,6 millones. La licencia de primera ocupación, que no podía concederse legalmente, se otorgó por el método, recomendado por Roca, del silencio administrativo. El ex secretario Barrantes recibió otros 18.000 euros por el certificado.

Dos bloques de viviendas

El empresario taurino y ex presidente del Sevilla F. C José María González de Caldas abonó a Roca, a través de su socio Miguel López Benjumea, 60.000 euros en febrero de 2006, según el informe. Ambos empresarios consiguieron licencia de primera ocupación para dos bloques de viviendas levantados en una parcela donde sólo podían construirse viviendas unifamiliares.

El informe policial señala que el empresario Eusebio Sierra, apoderado de Proincosta, SA, abonó 60.000 euros por la concesión administrativa de parcelas de terreno de titularidad municipal. Manuel Lores pagó supuestamente 50.000 euros por una licencia de obras para el hotel Lorcrimar, de 75 habitaciones y cuya construcción iba muy avanzada. La policía acusa a Francisco Zambrana de pagar 45.000 euros para evitar que un convenio para recalificar una finca tuviera que ajustarse a un informe de técnicos municipales.

Los agentes de Blanqueo cierran su dosier informando de que la empresa Aifos, la tercera promotora inmobiliaria de Málaga, pagó a la caja única de Roca el 2 de febrero de 2004 un total de 9.715 euros. Esa misma cantidad fue abonada por Yagüe diez días después al cirujano plástico Javier Benito como pago por dos operaciones de cirugía estética a las que se sometió el 8 de febrero de 2004 en la clínica Teknon de Barcelona. El 22 de marzo, el Ayuntamiento aprobó dos convenios urbanísticos con Aifos. "Es fácil determinar que la señora Yagüe pagó, además de una vivienda en Madrid, sus operaciones estéticas con fondos procedentes de una mordida abonada a Roca por la sociedad Aifos a fin de que por ésta se obtuviera una resolución municipal favorable que, obviamente, pagó la propia alcaldesa operada", señalan los agentes.

Otro empresario imputado, José Miguel Villarroya, asignó al ex alcalde Julián Muñoz un piso, dos garajes y un trastero en la avenida principal de Marbella a cambio de tres licencias de obra en 1999, según un auto del juez Miguel Ángel Torres.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 15 de febrero de 2007