La temperatura en verano subirá entre cuatro y siete grados este siglo en España

Medio Ambiente avisa que en 2040 ya se habrá superado el nivel aceptable de calentamiento

Imagine la Península con máximas en julio siete grados por encima de las actuales. Eso será a partir de 2070, si no se equivocan los modelos de predicción del clima que ha encargado el Ministerio de Medio Ambiente, y a los que ha tenido acceso EL PAÍS. De acuerdo, 2070 queda muy lejos. Pero esos modelos prevén para el periodo 2040-2070 que las máximas suban entre 3,2 y 3,6 grados y mucho más en verano. Puede que la subida parezca pequeña, pero dos grados es el nivel aceptable de calentamiento, a partir del cual hay "una interferencia peligrosa sobre el clima". Todos los modelos apuntan a un mayor calentamiento, y aunque hay diferencia entre ellos lo importante es que confirman que España es "especialmente vulnerable" al cambio climático.

Más información

Los modelos que predicen el cambio climático en el mundo no sirven para dar una predicción en un país. No tienen precisión suficiente. Por eso las herramientas que han servido para que los científicos reunidos por Naciones Unidas pronostiquen un aumento probable de tres grados a final de siglo había que reducirlas a una escala aceptable para España.

El Instituto Nacional de Meteorología encargó la tarea al equipo que dirige Manuel de Castro en la Universidad de Castilla-La Mancha y a la Fundación para la Investigación del Clima. Uno participó en el proyecto europeo de predicción Prudence y otro en el Stardex, que utilizaban distintas metodologías. La intención del ministerio era reunir todos los escenarios para España, actualizarlos y darles rango oficial. Que sirvan para planificar las infraestructuras, para ver si una estación de esquí es viable o si en una reforestación hay que usar una especie más resistente, por ejemplo.

Los resultados, que el martes presentará el Ministerio de Medio Ambiente y que ayer adelantó en parte, no dejan lugar a dudas: España está en una de las zonas más vulnerables al calentamiento, donde hay previstas grandes subidas de temperatura, especialmente en verano.

El modelo de la Fundación para la Investigación del Clima, basado en aplicar la situación atmosférica en el pasado y la temperatura que eso creó en España concluye con aumentos de temperatura enormes. A partir de 2040, la máxima anual asciende entre 2,8 y 3,6 grados respecto a la temperatura registrada entre 1960 y 1990. El aumento de temperatura es mucho mayor en verano. En julio supera los cuatro grados (ver gráfico). El efecto es mucho mayor en el interior que en las costas.

Crecen las incertidumbres

A partir de 2070 el aumento previsto de temperatura es aún mayor, aunque también crecen las incertidumbres. Además, dependiendo de la previsión mundial de emisiones, varía el rango de temperaturas. Si la humanidad opta por seguir emitiendo gases de efecto invernadero a gran velocidad, el calentamiento será mayor, siempre según los científicos.

La concentración de gases de efecto invernadero en la atmósfera es actualmente de 379 partes por millón (ppm). En los últimos 650.000 años había oscilado entre 200 y 280 ppm. Estos gases frenan la salida del calor que emite la Tierra y lo devuelven a la superficie. En el peor de los escenarios previstos, la concentración de CO2 en la atmósfera alcanza las 1.250 ppm a final de siglo. En ese caso, la máxima en verano puede subir siete grados respecto a la actual. En el escenario optimista, las emisiones alcanzan las 800 ppm a final de siglo y en verano la temperatura aumenta unos cinco grados. La media máxima anual subirá entre 3,4 y 5,6 grados, según el escenario. Y eso supone mucho calor.

El modelo de la Universidad de Castilla-La Mancha para final de siglo, que utiliza otra metodología más compleja, da resultados parecidos e incluso mayores. "Todos van en la línea del calentamiento y son coherentes", explican fuentes científicas. Por eso lo importante no son los decimales en la temperatura prevista, ya que se trata de predicciones y a muy largo plazo, sino que España, por su situación geográfica, es muy vulnerable al calentamiento.

La predicción que maneja el grupo intergubernamental de cambio climático (IPCC en sus siglas inglesas) es menor que la de España. El IPCC habla de aumentos de temperatura en el planeta de entre 1,8 y 4 grados frente a los 0,76 que subió en el siglo XX. "Que en España haya previsto un aumento de la media de tres grados significa que habrá años mucho más cálidos", explican las mismas fuentes.

Respecto a las lluvias, la Fundación para la Investigación del Clima predice descensos pero poco significativos. En ese aspecto las incertidumbres son tan grandes que los científicos toman los datos con cautela. La predicción de las precipitaciones es más complicada que la de la temperatura. Otro estudio prevé "una reducción de los recursos hídricos del 17% en la Península" en 2060, según el ministerio.

MÁS EMISIONES, MÁS CALOR

-La media máxima anual subirá entre 2,8 y 3,6 grados tras 2040 y depende de las emisiones

-La temperatura sube mucho más en julio y en el interior de la Península

-Los científicos prevén menos lluvias aunque hay incertidumbres

-España está en la zona más vulnerable al cambio climático

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 09 de febrero de 2007.

Debido a las excepcionales circunstancias, EL PAÍS está ofreciendo gratuitamente todos sus contenidos digitales. La información relativa al coronavirus seguirá en abierto mientras persista la gravedad de la crisis.

Decenas de periodistas trabajan sin descanso para llevarte la cobertura más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo puedes hacerlo aquí por 1 euro el primer mes (a partir de junio 10 euros). Suscríbete a los hechos.

Suscríbete
Lo más visto en...Top 50