Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El consumo de energía bajó en 2006 por primera vez en 14 años

El comisario europeo pide a España un mayor esfuerzo en ahorro

El comisario europeo de Energía, Andris Piebalgs, explicó ayer en Madrid la nueva estrategia de Bruselas para mejorar la eficiencia energética de la UE y elevar la aportación de las fuentes energéticas renovables antes de 2020. Piebalgs destacó que España está a la cabeza de la UE en el desarrollo de energías renovables, pero exigió un mayor esfuerzo en ahorro: en los últimos años, el consumo de energía ha crecido incluso por encima del PIB. Pero el año pasado se quebró esa tendencia, con la primera caída en el consumo de energía final desde 1992.

En un acto conjunto con Piebalgs, el ministro de Industria, Joan Clos, relacionó el descenso en el consumo de energía con una mayor eficiencia de la economía española. Según los datos suministrados por Industria, el consumo de energía final cayó un 0,8% (se situó en 102,3 millones de toneladas equivalentes de petróleo), mientras que el de energía primaria bajó un 0,5%. Un descenso que también se refleja en la intensidad energética: para producir un millón de euros, la economía española necesitó 165 toneladas equivalentes de petróleo, un consumo inferior al de 1980.

En un almuerzo con los principales empresarios del sector, Piebalgs insistió en que el principal reto de la Unión Europea es diversificar las fuentes energéticas, lo que incluye mantener la aportación de la energía nuclear. En el caso de España, advirtió contra el exceso de concentración de los suministradores de gas natural. Y mostró su preferencia por el uso de gas natural licuado para evitar la dependencia de los gasoductos. Según los datos aportados ayer en un encuentro de ingenieros navales, el 67% del gas natural llega a España por vía marítima, informa Europa Press.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 9 de febrero de 2007