Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Clos presenta 21 medidas para mejorar la eficiencia energética en 2007

El comisario europeo de la Energía, por su parte, ha abogado por no renunciar a la energía nuclear y ha defendido un consenso de tolerancia

El ministro de Industria, Turismo y Comercio, Joan Clos, ha presentado esta tarde las 21 medidas prioritarias que se aplicarán a lo largo de este año para mejorar la eficiencia energética con un presupuesto de 201,5 millones de euros, y que permitirán un ahorro directo de 1,3 millones de toneladas equivalentes de petróleo.

En rueda de prensa y en presencia del comisario europeo de Energía, Andris Piebals, el titular de la cartera de Industria apuntó que el primer objetivo de este plan es reducir la intensidad energética, de forma que el incremento de la demanda esté por debajo del crecimiento del PIB. En este sentido, Clos se congratuló de que en los últimos cuatro trimestres consecutivos la intensidad energética se está hoy reduciendo.

Clos estimó que para poner en marcha estas medidas de eficiencia energética otros operadores aportarán unos 700 millones para esta materia de ahorro energético, con lo que supone un total de casi 1.000 millones de euros. "Esto supone una cantidad muy significativa ya que lo que se factura cada año por energía asciende a 22.000 millones", dijo.

Del total aportado por el departamento de Industria, unos 176,7 millones corresponderán a la tarifa eléctrica, y los 24,8 millones restantes a presupuestos del Instituto para la Diversificación y el Ahorro de la Energía (IDAE). Adicionalmente, las comunidades autónomas aportarán al plan 67,2 millones de euros y la aplicación de las medidas se llevarán a cabo con los gobiernos autonómicos y con un modelo de gestión compartida con el IDAE.

Continuación del Plan Renove de electrodomésticos

Estas nueva medidas se centran en la continuación del Plan Renove de electrodomésticos, programas destinadas a mejorar el alumbrado público o la iluminación interior, la ejecución de planes de movilidad, programas de conducción eficiente y renovación de flotas, así como otras actuaciones dirigidas a los sectores de la industria, el transporte, servicios públicos, equipamiento residencial y agricultura.

Entre las 21 medidas, destaca la promoción de instalaciones de contadores eléctricos horarios, que permitirán al usuario el conocimiento de los costes energético en tiempo real y adoptar, en función de uno de ellos unos hábitos de conducta que permitirán disminuir la factura eléctrica y se traducirán en una mejora en la curva de carga del sistema.

Nuevo plan de acción 2008-2012

Asimismo, el Ministerio pondrá en marcha un nuevo plan de acción 2008-2012, y el desarrollo de un nuevo paquete de actuaciones de forma inmediata, entre las que destaca de la Certificación Energética de Edificios, la trasposición de la directiva de cogeneración de alta eficiencia y la revisión del Real Decreto por el que se regula el etiquetado energético de vehículos. Clos recordó que uno de los pilares de la política energética en España persigue que en el 12% de la energía primaria provenga de las energías renovables en el año 2010. "Actualmente estamos en el 6,8% y esto significa que en los próximos tres años habrá que hacer un importante esfuerzo inversor", apuntó.

El ministro explicó que el Gobierno potenciará otros energías renovables que "no han cogido el ritmo de la energía eólica", donde España tiene una fuerte presencia. En concreto, indicó que el Ejecutivo pretende potenciar la biomasa, dado las grandes extensiones boscosas que existen en el territorio español, así como la energía solar y la fotovoltaica, aunque está última "todavía es muy cara para generalizarla".

"Todavía queda mucho por hacer

No obstante, el comisario europeo recriminó que a los Estados miembros "todavía les queda mucho por hacer" y apuntó que las administraciones tienen que dar ejemplo, al tiempo que instó a realizar auditorias energéticas en todos los edificios. Asimismo, Piebalgs consideró que la energía nuclear va a continuar estando en el entorno de la Unión Europea y destacó que la Comisión se está preocupando por reforzar la seguridad y trabajar en la aceptación de la opinión pública. En su opinión, "el resto está en manos de los países miembros", que deben poner en marcha las actuaciones y las inversiones oportunas.

Previamente, en un almuerzo de trabajo del El Foro de Nueva Economía, donde estaban presentes el presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, el consejero delegado de Endesa, Rafael Miranda y la presidente de la Comisión Nacional de la Energía (CNE), María Teresa Costa, el comisario destacó que la energía nuclear es la fuente con más baja emisión de carbono producida actualmente en la Unión Europea.

Asimismo, destacó que los costes de la energía nuclear son relativamente estables y entendió que la Unión Europea necesita un debate objetivo sobre este tema, puesto que "ya no hay opciones energéticas fáciles y el reto es enorme".