Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenidos dos monitores de campamentos acusados de abusos sexuales y pornografía

Los menores aparecen maltratados por desconocidos en vídeos para intercambiar en Internet

Cerca de los niños. Dos jóvenes detenidos por la policía de Barcelona y Valencia, acusados de abusos sexuales a menores y distribución de pornografía infantil a través de Internet, trabajaban como canguros o de monitores en campamentos infantiles, según fuentes policiales. Entre los miles de archivos de pornografía infantil que se les han intervenido a ambos, se ha encontrado material en el que se ve a niños muy pequeños, incluso bebés, azotados y torturados desnudos por personas que ocultaban el rostro. Los detenidos, de nacionalidad española, son J. G. D., de 21 años, informático y experto en edición digital y configuración de redes, que podría residir en Barcelona, y G. J. C., de 29, domiciliado en Valencia, que trabajaba con niños de 5 a 14 años como profesor.

La Operación Saturno que ha permitido la detención de estos dos individuos, muy conocidos en los ambientes de pederastia, ha sido realizada por agentes de la Brigada de Investigación Tecnológica (BIT) de la Comisaría General de Policía Judicial, en colaboración con las Brigadas Provinciales de Policía Judicial de Barcelona y Valencia.

Es la segunda vez que en España se logra detener a los creadores de archivos con material pornográfico infantil que era compartido con otros usuarios en los canales secretos de IRC.

De acuerdo con la información aportada por la policía, J. G. D. era conocido en los ambientes de pederastia de Internet como Doctor Javi y Ethex, el pediatra de Barcelona, y a pesar de haber sido un miembro muy activo en los foros de enaltecimiento de la pederastia, dejó de aparecer en ellos en 2005. El acusado había sido ya detenido por distribución de pornografía infantil ese mismo año y, pese a ello, durante 2006 se dedicó al cuidado de menores en un campamento infantil. Tras su arresto, se descubrió su relación con alguien apodado Darzee, que le había enviado vídeos pornográficos de niños de entre 6 y 12 años grabados por él mismo. Los investigadores llegaron hasta un anuncio en el que Darzee, en realidad G. J. C., se ofrecía como mago para celebraciones infantiles y organizador de campamentos infantiles. Trabajaba como profesor con niños de 5 a 14 años, ya que realizaba prácticas de tercer curso de magisterio. También cuidaba niños como canguro y organizaba campamentos infantiles en los que trabajaba como monitor, a los que el pasado julio asistieron cerca de 200 niños.

Es titular también de tres dominios en Internet relacionados con campamentos y actividades para niños.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 5 de febrero de 2007