Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Denunciados por otros internautas

Pescar en Internet a los aficionados a la pornografía infantil no es tarea fácil, pero es mucho más sencillo gracias a la intervención de otros internautas, que con sus denuncias, e-mails y avisos ponen a los investigadores sobre la pista de estos delincuentes. Así lo admitió ayer Joan Mesquida, director general de la Policía y la Guardia Civil, quien recordó que en la detención de estos individuos "han sido también de gran ayuda las denuncias recibidas de internautas y diferentes ONG de protección al menor". La Brigada de Investigación Tecnológica (BIT) recibe más de 7.000 correos electrónicos al año en este sentido y, según Mesquida, muchos de ellos son piezas clave en las investigaciones. La Sección de Pornografía Infantil de la BIT investiga a través de la Red en busca de este tipo de contenido. El retrato robot de los pedófilos es, según los expertos, cada día más difícil de configurar. "Los parámetros se diversifican y podemos encontrarnos con autores cada vez más jóvenes, como en esta ocasión, de 21 y 29 años", dice una nota del Ministerio del Interior, "casi siempre varones, integrados en el entramado social y con actividades profesionales que les facilitan el acceso a sus víctimas". Al parecer, sin que nadie lo controle.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 5 de febrero de 2007