Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Voces contra la Ley de Propiedad Intelectual

Los artistas visuales exigen la reforma de la norma para que se les garanticen sus derechos

Los escultores no tienen garantizado el control de sus obras públicas. Si una empresa reproduce su imagen en camisetas sólo les cabe lamentarse. Tampoco los ilustradores se sienten seguros sobre la utilización moral de sus dibujos. Cabe que ilustren una noticia en un informativo, pero cabe también, como decía ayer Antonio Fraguas, Forges, que acaben en un programa titulado Escrotos y vaginas. Los artistas visuales se sienten indefensos, quieren que se garanticen sus derechos, y ayer, arropados por 500 personas que han firmado su manifiesto, alzaron la voz para reclamar la reforma integral de La Ley de Propiedad Intelectual, de 1987, empezando por su nombre.

Los que se sentaron frente a la prensa para dar la cara fueron Fraguas, el pintor Juan Genovés y patronos y directivos de la Fundación Arte y Derecho. Pero representaban a muchos más, a todo el colectivo español de fotógrafos, diseñadores, videocreadores, ilustradores, escultores... que quieren tener los mismos derechos que sus colegas europeos y que los escritores, músicos y otros gremios de artistas españoles. "Queremos el estatus que tiene toda Europa. ¿Por qué tenemos que ir por detrás? ¿Por qué seguimos funcionando con una ley de hace 20 años?", se lamentó Fraguas.

La ministra de Cultura, Carmen Calvo, anunció el pasado mes de febrero el interés del Gobierno en trabajar en la reforma de una ley que sólo ha registrado modificaciones parciales desde su promulgación. Los artistas visuales, que acogieron con entusiasmo la noticia, decidieron actuar al ver que el asunto se demoraba. Redactaron un manifiesto y emprendieron una campaña de recogida de firmas. Más de 500 personas han apoyado de forma expresa el escrito -el pintor Ràfols Casamada, el escultor Ignacio Chillida, Luis Eduardo Aute, Rafael Canogar, entre otros nombres conocidos- y más de 20 organizaciones internacionales defensoras de los derechos de autor de más de 45.000 artistas visuales.

Lo primero que pide el sector es que se modifique la propia denominación de la ley por otra que haga mayor énfasis en la importancia del derecho de autor (Ley del Derecho de Autor y de los Derechos Conexos). También exigen protección ante los contratos abusivos y medidas para salvaguardar sus derechos sobre las obras públicas. "Es inaceptable que todavía en España puedan ser objeto de utilización especulativa, facilitando además con ello la lesión de los derechos morales", se quejaron ayer.

La problemática no ha sido ajena a los políticos durante este tiempo. El director general de la Fundación Arte y Derecho, Javier Gutiérrez, confirmó ayer que todos los equipos que han pasado por el Ministerio de Cultura han entendido siempre sus reivindicaciones y han sido partidarios de una reforma integral de la ley. "Pero ya no puede demorarse más".

Ayer mismo, directivos de la fundación se reunieron con la secretaria general técnica del ministerio, Concepción Becerra, para transmitirle sus preocupaciones y el manifiesto hecho público ayer. El colectivo confía en que todas las adhesiones logradas sirvan para abrir en breve un proceso de reforma en el que se les dé la posibilidad de participar con voz propia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 1 de febrero de 2007