Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Salgado atribuye las quejas por las listas de espera a la "transparencia"

La ministra comparte desayuno con escolares de un colegio de Lugo

La ministra de Sanidad, Elena Salgado, defendió y agradeció ayer la "transparencia" en las listas de espera en Galicia, y atribuyó a este "ejercicio de responsabilidad" que los datos parezcan peores de los que se manejaban hasta ahora. Salgado, que visitó Lugo acompañada por la conselleira de Sanidade, María José Rubio, no tiene ninguna duda de que el ejecutivo gallego está realizando "esfuerzos" por mejorar la sanidad.

"Está siendo muy transparente la política que está llevando a cabo la Consellería de Sanidad. Seguramente en el pasado no fue así y eso está produciendo ciertas impresiones", apuntó la Ministra, que echó la vista atrás para asegurar que "durante años" no se dijo la verdad sobre las listas de espera. "Ahora cuando un gobierno como el de Galicia dice la verdad, los datos parecen peores de los que se habían manejado hasta entonces. Pero éste es un ejercicio de transparencia y honestidad", remarcó Salgado.

También lanzó una mirada retrospectiva para analizar los problemas derivados de la falta de facultativos. Recordó que la formación de un profesional médico se suele completar en unos 10 años, con lo que convino que "tal vez hubo una falta de previsión de hace 10 años". Se comprometió a trabajar para encontrar una solución, aunque no ocultó que "no llegará de un día para otro". Mientras tanto, y partiendo de la base de que los profesionales médicos no se improvisan, dijo que se procurará la utilización de los recursos actuales "de la manera más eficaz".

Salgado no entró en profundidades sobre la polémica suscitada con los productores de vino y cerveza, que ven desproporcionadas las medidas del anteproyecto de la ley prevención del consumo de bebidas alcohólicas. La ministra está convencida de que es el momento de regular y tratar de prevenir consumos, ante la "voz de alarma" que lanzaron los profesionales sanitarios sobre el consumo de alcohol entre los jóvenes, y los datos obtenidos en encuestas que evidencian que el 29% de los adolescentes reconoce que bebe vino. La ley, declaró, colocará este consumo "donde tiene que estar, que es entre la población adulta".

Salgado compartió desayuno con escolares de 6 a 8 años del colegio Rosalía de Castro. Allí se interesó por el programa "desayunos saludables", que promueve el Ayuntamiento de Lugo para concienciar a los más jóvenes de la necesidad de empezar el día con una buena alimentación. La ministra se sometió al interrogatorio de los escolares, que le preguntaron si ganaba mucho dinero. "El dinero no es lo más importante", respondió, antes de admitir su edad: 57 años.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 31 de enero de 2007