Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

26 ministros reactivan en Davos el diálogo para liberalizar el comercio internacional

Los bloques económicos más importantes esperan alcanzar un acuerdo en mayo

Veintiséis ministros de los países y bloques comerciales más importantes de la Organización Mundial de Comercio (OMC) acordaron ayer, en una reunión informal, impulsar las negociaciones para alcanzar la liberalización del comercio internacional y llevar a buen puerto, a finales de 2007, la llamada Ronda de Doha. Las negociaciones, según dijo ayer el director general de la OMC, Pascal Lamy, fueron "descongeladas en Davos".

En las próximas semanas, el equipo de Lamy "despejará", según anunció, los obstáculos para un aterrizaje exitoso y convocará a los ministros a una reunión en Ginebra con la idea de alcanzar un principio de acuerdo en mayo. Las negociaciones al máximo nivel quedaron paralizadas a finales de junio del pasado año, fecha en la que según los pactos alcanzados en la reunión ministerial de la OMC en Hong Kong todo debía quedar visto para sentencia.

Las fuertes discrepancias entre países ricos y naciones en desarrollo, sobre todo en el tema agrícola, congelaron la negociación. El pasado 16 de noviembre hubo un tímido avance, al retomarse los contactos técnicos en Ginebra. En este contexto, los líderes de los principales países (EE UU, Reino Unido, Alemania, Unión Europea, India y Brasil) dieron en las últimas semanas un impulso político.

Ayer, Lamy mantuvo una reunión informal con 26 ministros de Comercio. Todos sabían de antemano lo que se tramaba. Finalmente, Lamy salió y vino a decir ¡Eureka! "Vamos a despejar la pista de aterrizaje. Esto es una cuestión no de trimestres o de semestres sino de meses", anunció. ¿Cuál es la fórmula mágica ahora, después de sucesivos fracasos? Según explicó ayer el comisario europeo de Comercio, Peter Mandelson, el desbloqueo está en función de una convicción. "Vamos a tener que aceptar que la alternativa a lo que está sobre la mesa no es el acuerdo perfecto sino ningún acuerdo. Esto es lo que hace un acuerdo imperfecto mejor que ninguno", señaló.

Lamy quiere un borrador para mayo. El calendario es muy importante. A finales de junio próximo, la Administración de Bush verá cómo expira el mandato que el Congreso le ha extendido para conseguir un acuerdo comercial mediante una vía rápida. Por tanto, el borrador de la Ronda de Doha debería estar listo para antes de esa fecha. No para firmarlo, lo que requerirá todavía meses de trabajo, sino para conseguir que el mandato de la vía rápida pueda ser prorrogado.

"El control del Congreso por parte del Partido Demócrata no supone problemas porque hay suficiente consenso. Pero, claro, para obtener una prórroga es necesario que los representantes expliquen primero a sus votantes por qué razón hay que extender los plazos. Y el mejor argumento es que eso beneficiará a los productos norteamericanos en la industria y los servicios", explicó ayer Susan Schwab, la negociadora comercial de la Administración de Bush. Aquí, pues, en las concesiones que EE UU puede conseguir por parte de los países en vías de desarrollo, está una de las claves de la nueva etapa negociadora.

El debut europeo de John McCain

El presidente y fundador del Foro Economico Mundial, Klaus Schwab, coló en la sesión de clausura de ayer al senador John McCain y lo presentó como el hombre que "puede ser el futuro presidente de Estados Unidos". McCain será uno de los candidatos de las primarias en quienes los sectores importantes del Partido Republicano confían para evitar la derrota ante el Partido Demócrata en las elecciones presidenciales de 2008.Schwab le preguntó cuál es su visión sobre los problemas que afectan al mundo hoy. McCain esbozó una visión todavía más dura que la del presidente Bush. "El pueblo norteamericano se siente frustrado. Está frustrado por cómo se ha llevado el asunto del plan nuclear de Corea del Norte. Frustrado al ver cómo no se adoptan medidas frente a los planes nucleares de Irán o al advertir que en Afganistán hay un Estado quebrado...".McCain terminó su alegato con una frase muy presidencial. "Mis amigos, los mejores días están delante de nosotros", señaló.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 28 de enero de 2007

Más información