Lula preconiza una Comunidad Suramericana de Naciones

Kirchner reconoce dificultades pero valora la integración regional

Agencias
Río de Janeiro - 19 Jan 2007 - 00:00 CET

El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, preconizó ayer la integración de los bloques existentes en Suramérica, mediante soluciones consensuadas en paralelo, hacia una Comunidad Suramericana de Naciones.

"Nunca existió un clima político tan favorable para nuestra integración", añadió Lula.

En línea con el optimismo de su presidente, el canciller brasileño, Celso Amorin, presentó en la 33ª Cumbre de Mercosur un optimista informe de la región, tras los seis meses en que su país ejerció la presidencia rotativa del bloque, y valoró la incorporación de la sociedad civil a las discusiones. "El Mercosur que estamos haciendo no es más el de los Gobiernos y los empresarios, sino que es el de todo el pueblo" , añadió Amorin.

Tras la presidencia semestral de Brasil, este país entregará el testigo a Paraguay, una de las economías más débiles del Mercosur, integrado por Argentina, Brasil, Uruguay, Paraguay y Venezuela (que se incorporó el pasado año), y con Ecuador, Chile, Colombia, Perú y Bolivia como Estados asociados.

En esta cumbre brasileña, Bolivia presentó formalmente su deseo de integración plena en Mercosur, con el apoyo y aval del presidente venezolano, Hugo Chávez.

Pero, paradójicamente, Bolivia, que ayer recibió el respaldo a su eventual integración en el Mercosur, sin renunciar a la Comunidad Andina de Naciones (CAN), amenazó con renunciar a ambos bloques en caso de que no sean sometidos a "profundas reformas", según advirtió el presidente Evo Morales.

Por su parte, el presidente argentino, Néstor Kirchner, reconoció las dificultades por las que atraviesa el Mercosur, pero sostuvo que la integración regional es una herramienta para proteger la soberanía de los países suramericanos.

Finalmente, los presidentes de Venezuela y Brasil suscribieron una declaración para el inicio de la primera fase del Gasoducto del Sur, de 5.000 kilómetros, al que se incorporarán y quedarán vinculados energéticamente otros países de la región.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0019, 19 de enero de 2007.

Lo más visto en...

Top 50