El final de la vida

El juez abre diligencias

Domingo Biver, el hijo de Madeleine Z. presentó el sábado pasado una denuncia por el hecho de que hubiera personas en el momento de la muerte de su madre, pese a que éste era su deseo.

El hijo de Madeleine admitió que en momentos de crisis o depresión su madre dijo que quería dejarlo todo. "Pero a los dos días se le pasaba y no volvía a tocar el tema", señaló. La titular del Juzgado de Instrucción número 7 de Alicante ha abierto diligencias de oficio ante este caso, como en cualquier otro de muerte no natural, según confirmó el Tribunal Superior de Justicia valenciano. La Policía Nacional también está instruyendo una investigación.

Fernando Marín, presidente de la asociación Derecho a Morir Dignamente, que acompaña desde 1993 a enfermos terminales, dijo que ofrecerles apoyo e información "no va contra la ley".

Por otro lado, los partidos políticos reaccionaron de forma distinta ante la noticia. EL PSOE volvió a insistir en que no debatirá el tema de la eutanasia en el Congreso durante esta legislatura, a pesar de que ésa fue su promesa electoral en los comicios de hace casi tres años. Izquierda Unida-Iniciativa per Catalunya Verds anunció ayer su intención de presentar una proposición no de ley en el Congreso para debatir el asunto.

El portavoz del PP en la cámara, Mario Mingo, aseguró ayer que su partido "jamás defenderá la eutanasia". "Lo primero que hay que defender es la vida y luego la libertad", afirmó.

Por otro lado, la Coalición de Ciudadanos con Enfermedades Crónicas, con un millón seiscientos mil asociados, exigió ayer a los partidos políticos y a los responsables de Sanidad un debate abierto sobre la regulación de la eutanasia, tras la muerte de Madeleine Z.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS