Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Salud crea un registro único para voluntarios de ensayos clínicos

Alrededor de 600 voluntarios se someten periódicamente a ensayos clínicos en distintos hospitales de Cataluña a cambio de una compensación económica. Por este motivo, algunas de estas personas pasaban nuevas pruebas sin respetar el periodo de descanso obligatorio de tres meses, lo que ponía en riesgo su salud y la validez de los resultados que se obtenían. Para evitar esta práctica, la Administración sanitaria ha puesto en marcha un registro centralizado de voluntarios.

Gracias a este banco de datos único, el Departamento de Salud que dirige Marina Geli podrá identificar a cada individuo, saber cuándo participó en un ensayo clínico por última vez y qué tipo de medicamentos le fueron administrados. "Antes cada hospital tenía su propio registro y no compartía el historial clínico de sus voluntarios con los otros centros. Pero ahora tendremos un mayor control sobre ellos y evitaremos que una persona se someta a más de un ensayo clínico en menos de tres meses", explicó ayer Salvador Cassany, jefe del Servicio de Control Farmacéutico de la Generalitat.

Hace una década que Salud impulsa este tipo de ensayos en pacientes sanos. "Se trata de poner en contacto medicamentos nuevos con seres humanos para ver cómo actúan en el organismo y cómo se mezclan con los alimentos", señaló Cassany. "En ocasiones se producen efectos secundarios, pero no pasan de dolores de cabeza o infecciones cutáneas. Hemos dispuesto un férreo control médico y en ningún caso corre peligro la vida del paciente", añadió.

En Cataluña existen seis centros sanitarios en los que se realizan ensayos clínicos, todos ellos en Barcelona y su área metropolitana: Hospital del Mar, Sant Pau, Bellvitge, Germans Trias i Pujol, Dos de Maig y Hospital Clínico.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 16 de enero de 2007