Reportaje:

A por el pelotazo virtual

Una universidad italiana lanza un videojuego que enseña a triunfar en los negocios

Primer y único objetivo: ganar dinero. ¿Cómo? Fundando un imperio de heladerías a partir de un quiosco de golosinas en el centro de Milán. Sólo es un videojuego de estrategia para teléfonos móviles, aunque sus creadores, de la Universidad Bocconi, en esta ciudad italiana, lo han programado aplicando el rigor de las leyes del mercado. Las partidas de Ice cream empire se han convertido en parte de los deberes que recomiendan los profesores de este centro privado de estudios económicos.

"Se trata de aprender las dinámicas con las que sacar adelante una empresa, teniendo en cuenta las leyes de la oferta y la demanda, la gestión de ahorros, la publicidad... Es un simulacro, pero tiene el máximo realismo posible", explica Fausto Pasotti, economista y responsable del marketing de la Bocconi.

Y es que el lanzamiento de este juego revela también su faceta promocional. "Es un escaparate de la Universidad hacia el ciberespacio", añade. Además de los estudiantes, más de 13.000 usuarios de 170 países han descargado Ice cream empire desde el principio del curso.

Se comienza de la nada. "Como Thomas Alva Edison, que de pequeño despachaba pastelitos en los trenes; o Steve Jobs, presidente de Apple Computer, que empezó a construir ordenadores en su garaje", se dice en la presentación del juego. El usuario decide casi todo: la ubicación del primer quiosco, qué materias primas comprar para preparar los helados; puede contratar dependientes, establecer los precios, idear anuncios... En particular, tiene que prepararse para hacer frente a las posibles pérdidas que acarrean, por ejemplo, una huelga de taxistas o una semana de lluvia.

"La puntuación puede ser un indicador fiable de rendimiento. Es significativo, además, que, mientras los docentes de la universidad han alcanzado como mucho 30.000 puntos, decenas de estudiantes han superado el millón", prosigue Pasotti. La oficina que controla los resultados a través de un ordenador central cuelga en su página web la lista de los mejores jugadores. Para que sus éxitos se conviertan en una especie de currículo virtual y, a lo mejor, las multinacionales que tienen convenio con la universidad encuentren jóvenes dirigentes talentosos. El primero de la lista, con toda una franquicia montada y más de seis millones de puntos en su haber, ha decidido ocultarse tras el seudónimo HIT_Simo. En cambio, el mantuano Nicola Antonietti, estudiante de Derecho, aún no ha conseguido entrar en la lista de los 100 mejores: "Tengo un problema con la elección de las localizaciones para las heladerías. Es un aspecto fundamental del juego y aún no controlo bien los precios de los locales en alquiler en los distintos barrios. Tendría que conocer de primera mano el terreno", comenta. Y lanza un consejo propio de un artesano con experiencia: "Lo más importante, de todas formas, es el gusto del helado. Así que, ¡ojo a las proporciones de huevos y leche!". Como en la vida misma.

Varios <i>pantallazos</i> del videojuego.
Varios <i>pantallazos</i> del videojuego.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Francesco Manetto

Estudió Filosofía y Letras y en 2006 empezó a trabajar en EL PAÍS tras cursar el Máster de Periodismo del diario. En Madrid se ha ocupado principalmente de información política y, como corresponsal en la Región Andina, se ha centrado en el posconflicto colombiano y en la crisis venezolana. Actualmente trabaja en la redacción de Ciudad de México

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS