Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La ofensiva terrorista

El agua que utilizaron los bomberos dificulta la identificación del explosivo

El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, informó ayer de que la Policía Científica no cuenta aún con conclusiones sobre el tipo de explosivo ni la cantidad utilizada por ETA en el atentado de Barajas. Los trabajos de identificación, explicó, se ven dificultados por la gran cantidad de material utilizado en el atentado y el agua que los bomberos emplearon para apagar el fuego.

Rubalcaba explicó que se está trabajando sobre más de 100 muestras recogidas en el módulo D del aparcamiento de la T-4, pero las tareas de identificación se han visto complicadas tanto por la cantidad de explosivo utilizado en la fabricación de la bomba como por el agua que tuvieron que emplear los bomberos para sofocar las llamas que siguieron a la explosión. "Por eso es comprensible que tardemos tanto" en determinar el tipo de explosivo utilizado y la cantidad, dijo el ministro.

Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA) abrió al público ayer por la mañana el módulo C del aparcamiento, que permanecía cerrado desde el 30 de diciembre. Por tanto, todos los módulos del aparcamiento de la T-4, salvo el D, derrumbado por el atentado de ETA, están abiertos y con acceso gratuito. Hasta ayer se habían presentado 2.025 reclamaciones de propietarios de vehículos afectados por la explosión. Un total de 722 coches han sido retirados ya del aparcamiento.

Las tareas de desescombro del módulo D han permitido retirar hasta ahora unas 15.000 toneladas de cascotes, del total de 40.000 que se acumulan en la zona siniestrada.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 11 de enero de 2007