El Ayuntamiento de Vigo adjudica por 25,5 millones el servicio de la grúa para los próximos 16 años

Vigo tendrá en breve un nuevo servicio de grúa municipal, cuya concesión hizo ayer pública el concejal del PP José Manuel Figueroa, al anunciar que la empresa Setex Aparki gestionará este servicio durante los próximos 16 años. Una de las ventajas del cambio de concesión, según Figueroa, será que los 10.600 metros cuadrados del depósito de la futura grúa revertirán al Ayuntamiento al finalizar el plazo. El precio del contrato ronda los 25,5 millones de euros.

El concejal socialista Xulio Calviño, en cambio, matizó que la nueva empresa construirá una nave industrial en la Avenida de Madrid, para almacenar los coches "en el tercer sótano y parte del segundo".

Esto significa, para Calviño, que la empresa que ha obtenido la concesión podrá instalar algún negocio en el resto de las plantas de la nave. El presidente de la Confederación de Empresarios de Pontevedra (CEP), José Manuel Fernández Alvariño, es, junto a su familia, el propietario de estos terrenos. Alvariño explicó ayer que la nave que se va a construir tendrá una superficie total de 50.000 metros cuadrados, y que será una nave industrial de uso comercial. Todavía no se ha hecho público el uso que se dará a las plantas que no ocupará el depósito de la grúa, pero Fernández Alvariño confirmó que estará "relacionado con la automoción".

Además, según el PSOE, el depósito actual tendrá que seguir usándose mientras se construye la nave industrial, y teniendo en cuenta que la concesionaria tiene que habilitar un vial contemplado en el nuevo Plan General, la zona se convertirá "en un auténtico caos" para la circulación.

Figueroa explicó tras la Xunta de Goberno Municipal que los terrenos donde se instalará el depósito han sido valorados por los técnicos municipales en 6,44 millones de euros. El ayuntamiento, que recibe el dinero de la recaudación, abona una cantidad anual a la concesionaria del servicio, que en el caso de nuevo concurso ascenderá a 1.692.000 de euros los cuatro primeros años y a 1.714.000 a partir del quinto.

El cambio de empresa, que se hará efectivo a principios de febrero, llevará pareja una renovación de vehículos, ya que sólo cinco de las once grúas seguirán funcionando. El resto serán sustituidas por tener más de cuatro años. Figueroa aclaró que las nuevas estarán dotadas de todos los avances tecnológicos, como GPS y cámara de vídeo. De este modo, podrá fotografiarse el coche denunciado para que no haya dudas de su infracción.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0008, 08 de enero de 2007.