Una clínica de abortos sufre un ataque el día de los Inocentes

Los agresores destrozaron tres ventanales e hicieron varias pintadas

Un inmenso "asesinos", en mayúsculas y en color rojo, apareció escrito ayer por la mañana en el escalón de entrada de la clínica Isadora, especializada en interrupciones de embarazos. Los autores de ésta y otras pintadas de contenido similar destrozaron tres ventanales del edificio con adoquines. La portavoz de la clínica señaló que el día elegido, el de los Santos Inocentes, no era casual: "Los Pro Vida dicen que matamos más inocentes que Herodes".

"Aborto = Asesinato", "Marisa asesina". Las trabajadoras de la clínica, cuando llegaron a las nueve de la mañana, se encontraron con estos mensajes en la fachada y un montón de cristales. Dentro de los despachos estaban los adoquines de gran tamaño con los que habían roto los ventanales. No hubo daños personales, porque el ataque se produjo por la noche, con la clínica cerrada. Marisa Castro, uno de los objetivos de las iras de los agresores, es una de las socias fundadoras y primera directora del centro, que lleva funcionando desde julio de 1993.

Éste es el primer ataque grave que sufren, pero Empar Pineda, portavoz del centro, asegura que reciben llamadas amenazantes todas las semanas. "Nos dicen de todo. Como 'os vamos a matar' o 'no hacéis más que asesinar'. Y ahora esto, con premeditación, nocturnidad y alevosía. Parece mentira que estemos así más de 20 años después de que se despenalizara el aborto. Me da la sensación de que hay grupos de descerebrados que están envalentonados", afirma. Sin culparlas de lo sucedido ayer, critica que las organizaciones Pro Vida de Madrid estén consideradas como asociaciones de interés público, y que se financien con fondos del Ejecutivo de Esperanza Aguirre.

Hitler y Herodes

El año pasado, también el 28 de diciembre, les hicieron una pintada en la que aparecía la cara de Hitler, al lado de la cual se podía leer que la clínica Isadora había matado más niños que el genocida nazi. "Lo hacen el Día de los Santos Inocentes [que recuerda el episodio bíblico en el que Herodes mata a todos los niños de Belén menores de dos años] porque dicen que nosotros cometemos más asesinatos", señala Pineda.

En esta línea, el portavoz de la asociación católica SOS Familia arremetió ayer en declaraciones a Europa Press contra "la falta de conciencia" que la sociedad y los medios de comunicación tienen frente al aborto, y señaló que "la matanza perpetuada por Herodes, hace dos mil años, marcó la historia y hasta hoy se recuerda con horror y conmiseración por millones de cristianos en el mundo entero".

Las representantes de la clínica Isadora, que denunciaron los hechos ante la policía, se van a reunir con el resto de los centros madrileños y con las asociaciones de planificación familiar para tomar alguna medida. "Trabajar con esta inseguridad no es bueno ni para las trabajadoras ni para las pacientes que vienen aquí", dice Empar Pineda. "En Estados Unidos empezaron así, con pintadas, y acabaron asesinando a trabajadores. No creo que esto suceda aquí, pero es preocupante", añade.

En 2002, una trabajadora de la clínica Dator, también en Madrid, fue agredida en una manifestación antiabortista. Tres años antes, un hombre prendió fuego a la sala de un centro de Barcelona y dijo a la policía que lo había hecho para defender el catolicismo. En los últimos cuatro años no se habían producido incidentes graves.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0028, 28 de diciembre de 2006.

Lo más visto en...

Top 50