El Consell se endeudó por otros 425 millones en noviembre

El estado de tesorería revela un nuevo desfase entre cobros y pagos

La situación de tesorería de la Generalitat a 30 de noviembre pasado revela que el Consell incrementó su pasivo financiero en otros 425 millones de euros. El informe revela que en el ejercicio actual se registra un nuevo desfase entre los cobros (313 millones) y los pagos (1.454 millones) con cargo a presupuestos anteriores, lo que indica un nuevo aumento del montante de las llamadas facturas en el cajón, además de problemas de liquidez y dificultades para pagar a los proveedores.

Mazón exige medidas "excepcionales" y un "cambio radical" en la gestión de RTVV

La Consejería de Economía, Hacienda y Empleo hizo pública el pasado martes 26 en el Diari Oficial de la Generalitat Valenciana (DOGV) la situación de la Tesorería de la Generalitat a fecha del 30 de noviembre pasado. Según la información oficial que ofrece la resolución firmada el 18 de diciembre por el consejero de Economía, Gerardo Camps, el mes de noviembre se cerró con un saldo de tesorería de 998,6 millones de euros. Esa cifra es la que resulta de la diferencia entre los cobros registrados hasta ese mes, que suman 19.209 millones, y los pagos, que ascienden a 18.297 millones. Llama la atención, una vez más, la elevada cantidad que representan las operaciones no presupuestarias: cobros por valor de 8.865 millones y pagos de 7.476 millones de euros.

Pero desde el punto de vista de la gestión y teniendo en cuenta las periódicas recomendaciones del Síndic de Greuges, es de resaltar el montante de las operaciones correspondientes a presupuestos cerrados: se han cobrado 313 millones, pero se han pagado 1.454 millones de euros. Un desfase que indica un nuevo aumento del montante de las llamadas facturas en el cajón, además de problemas de liquidez y de dificultades para pagar a los proveedores. Se están pagando grandes cantidades correspondientes a ejercicios anteriores, pero se hace con cargo al presupuesto actual, lo que supone la generación de más déficit.

El resumen de la situación de tesorería revela, por otra parte, una operación de pasivo por valor de 425 millones de euros. Teóricamente, según el resumen, hasta el mes de noviembre el Consell no había sumado nueva deuda. Además, las cifras indican que en los 10 primeros meses del año los gastos financieros del Consell alcanzaron los 209 millones. Pero sólo en noviembre se sumaron otros 120 millones de euros. Un total, desde que comenzó el año, de 330 millones que, sumados a los 123 millones en pagos de pasivos financieros desde enero, dan la cantidad de 453 millones. Una cifra que contrasta con el gasto en inversiones reales en el mismo periodo, que alcanzó los 572,8 millones de euros.

"Están haciendo ingeniería financiera", señala una fuente socialista a la luz de la publicación del estado de la Tesorería de la Generalitat, "y dedican a gastos financieros casi lo mismo que a las inversiones". Esta fuente añade que el Consell destina la diferencia entre los pagos y los cobros correspondientes al presupuesto corriente a operaciones de tesorería.

Por otra parte, Miguel Mazón, representante socialista en el consejo de administración de Ràdio Televisió Valenciana (RTVV) señaló ayer que el último informe de la Sindicatura de Comptes, correspondiente al ejercicio de 2005, confirma la "quiebra total y absoluta" del ente, por lo que reclamó la adopción "inminente de medidas excepcionales" y un "cambio radical" en la gestión de la empresa pública. Mazón manifestó en un comunicado que los datos del informe del órgano fiscalizador evidencian que RTVV "cada año está igual o peor", ya que durante 2005 Canal 9 acumuló unas pérdidas "de más de 163 millones de euros, lo que significa que arrastra desde el año 2000 un saldo negativo de más de 623 millones de euros".

Para el consejero socialista, con estas pérdidas "tan escandalosas ninguna empresa privada de ningún sector privado podría salir adelante", ya que RTVV "está en un estado de disolución total". Según Mazón, las deudas a largo plazo de RTVV a 31 de diciembre de 2005 ascendían a 678 millones de euros, y explicó: "Si a esta cifra le sumamos las pérdidas de este año, más el endeudamiento que tendremos el año que viene, llegamos a los 1.000 millones de euros, lo que pone en serio riesgo la viabilidad de RTVV". Además, aseguró que la Generalitat no ha presupuestado "ni un solo euro para hacer frente a los préstamos que tiene la entidad".

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 27 de diciembre de 2006.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50