Cumbre de la Unión Europea

Zapatero: "Europa no puede dar la espalda a África"

El presidente agradece el apoyo de la Unión a su plan migratorio

El presidente del Gobierno, José Luís Rodríguez Zapatero, recordó ayer a los líderes europeos que "Europa no puede dar la espalda a África", al tiempo que les agradeció la buena acogida que dispensaron a la propuesta global sobre inmigración de origen africano, que, según funcionarios españoles, ha sido prácticamente redactada en España. El Consejo Europeo de ayer, añaden las mismas fuentes, culmina, así, el esfuerzo iniciado en octubre de 2005 en la cumbre informal de Hampton Court, cuando el presidente español pidió a la UE que asumiera su cuota de responsabilidad en los asaltos a las vallas levantadas en las fronteras de Ceuta y Melilla.

"Hicimos ver desde el primer momento que los cayucos no venían realmente a las playas españolas, sino al sur de Europa, que la Unión era también responsable de lo que ocurría", recordó ayer el secretario de Estado para Asuntos Europeos, Alberto Navarro. "El hecho es que nadie hubiera podido imaginar hace poco más de un año que se lograra un documento tan denso y detallado como el debatido hoy", añadía.

Más información

Además del enfoque general, para un tratamiento global de la inmigración que incorpore los aspectos de desarrollo capaces de subsanar las causas profundas del problema, y del principio de que los 25 han de ser corresponsables, y no sólo en el ámbito financiero, frente a un fenómeno derivado de la disparidad de renta entre Europa y África, Navarro resaltó que muchos aspectos del plan debatido son el reflejo exacto o la ampliación de las medidas que el Gobierno español ya está negociando y aplicando bilateralmente con países africanos. Por ejemplo, las normas especiales para los menores no acompañados, que algunos países europeos ven con recelo, o la creación de centros para coordinar y valorar sobre el terreno las posibilidades de hacer confluir la oferta y la demanda de trabajo legal de las dos partes interesadas.

También se refirió al fuerte impulso que reciben las políticas de control de fronteras, pero, sobre todo, al compromiso de la Unión de negociar acuerdos que combinen la readmisión de sin papeles y la ayuda al desarrollo de sus países de origen, a la manera de los ya cerrados por Madrid con Guinea-Conakry y Gambia.

Zapatero explicó a sus colegas, en la primera sesión del consejo, que para España la inmigración no es sólo un problema de seguridad, que no se trata de cambiar readmisiones por cooperación, sino de comprender bien que las causas últimas de la emigración ilegal residen en la pobreza y de cooperar eficazmente para resolverlas.

"Hasta ahora, el Consejo Europeo había hablado mucho de África, pero no había hablado con África", resumió Zapatero, tras destacar que, por primera vez, la UE se está dotando de un plan sobre la inmigración subsahariana que no es pura retórica.

El ministro francés de Interior, Nicolas Sarkozy, dio un enfoque bien distinto, al insistir en sus críticas del efecto llamada a la inmigración ilegal derivado de las regularizaciones masivas como la realizada por el Gobierno de Zapatero en España. El secretario de Estado Navarro recordó que regularizaciones ha habido en muchos sitios, varias en EE UU y ahora en Italia, donde calculó que pueden integrar a unas 200.000 personas, y en Alemania. En España, añadió, ha habido regularizaciones en 1986, 1991, 1996, 2001 y 2006, "tres con gobiernos del PSOE tres del PP", que han favorecido a unos dos millones y medio de personas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 14 de diciembre de 2006.

Debido a las excepcionales circunstancias, EL PAÍS está ofreciendo gratuitamente todos sus contenidos digitales. La información relativa al coronavirus seguirá en abierto mientras persista la gravedad de la crisis.

Decenas de periodistas trabajan sin descanso para llevarte la cobertura más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo puedes hacerlo aquí por 1 euro el primer mes (a partir de junio 10 euros). Suscríbete a los hechos.

Suscríbete
Lo más visto en...Top 50