El Gobierno vasco y el PSE-EE alcanzan un acuerdo sobre los presupuestos

El Gobierno vasco acordó anoche con el PSE-EE los presupuestos de la comunidad autónoma para 2007. El Grupo Socialista retirará hoy, antes de comenzar el pleno donde se debaten las enmiendas de totalidad, su petición de devolución del proyecto, que suma 8.740 millones. El PP y EHAK mantienen las suyas.

El Ejecutivo tripartito de Juan José Ibarretxe, que sólo tiene en la Cámara vasca 32 de los 75 escaños, se garantiza así por segundo año consecutivo un apoyo holgado a sus cuentas, después de un largo período de inestabilidad presupuestaria y de incidentes relacionados con la aprobación de los presupuestos anuales.

Este apoyo se daba por supuesto después de que el PNV prestara el suyo a los Presupuestos Generales del Estado, aunque formalmente se mantiene la autonomía de ambas negociaciones.

El Ejecutivo y los socialistas lograron aproximaciones importantes en temas de educación, políticas sociales y vivienda. El incremento de la financiación a los ayuntamientos quedó anoche pendiente. A petición de la vicelehendakari, Idoia Zenarruzabeitia, el PSE accedió a dejar esta cuestión fuera del acuerdo presupuestario, ya que implica a las diputaciones forales, y entre ellas está la de Álava, gobernada por el PP, y durante la mañana de hoy se sellará un acuerdo político en esta materia entre los tres grupos del Gobierno vasco, PNV, EA y Ezker Batua (EB) y los socialistas.

El Grupo Socialista reconoció ayer que no ha conseguido todos los objetivos que se había marcado en la negociación con el Gobierno, pero consideró que el alcanzado "es un buen acuerdo, que va a profundizar en la Euskadi social y en la potenciación de los ayuntamientos vascos".

Políticas sociales

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El portavoz socialista y cabeza de la representación negociadora con el Gobierno vasco, José Antonio Pastor, se mostró anoche especialmente satisfecho de los pactos sellados en materia educativa, de vivienda y de políticas sociales. "En el gran pacto de políticas sociales que habíamos propuesto hemos logrado un acuerdo de sustancia", señaló a este periódico. Esto supondrá la "reorientación" de todas las políticas, dispersas en el País Vasco entre distintos departamentos del Gobierno, las diputaciones y los ayuntamientos, y la igualación de las diferencias entre provincias.

El Ejecutivo asumió el compromiso de reordenar todos los criterios a través de una ley de Servicios Sociales reclamada con reiteración por el PSE. El acuerdo concreta mecanismos de coordinación territorial, establece como derecho subjetivo universal la prestación social de vivienda, amplia las Ayudas de Emergencia Social, rebaja desde los 21 hasta los 18 años la edad mínima para ser potencial perceptor de ayudas y establece nuevas medidas para mayores de 65 años.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS