Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bruselas abre proceso a España por la caza de aves con 'parany'

La Comisión Europea inició ayer acciones legales contra España por autorizar el uso de un método no selectivo de caza de aves silvestres en la Comunidad Valenciana, mediante la técnica del parany. El Ejecutivo comunitario envió una carta de emplazamiento -primera fase de un procedimiento legal- a España por no cumplir una sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, que le condenó por emplear esta modalidad de caza, que consiste en embadurnar las ramas de un árbol con un material viscoso en el que quedan atrapadas las aves. El parany caza fundamentalmente tordos, pero como han denunciado durante años los grupos ecologistas, también afecta a aves protegidas.

En 2004, el tribunal comunitario dictó una sentencia contra España por permitir esa técnica, ya que "viola la directiva europea sobre conservación de aves". Los cazadores usan reclamos para atraer a los pájaros al parany y preparan los árboles para facilitar que se posen en ellos. Así, colocan varetas delgadas entre las ramas y luego las untan con el llamado visc. Las aves que se posan en el árbol quedan adheridas a las varetas y son capturadas.

Los continuos recursos de Acció Ecologista Agró contra las órdenes anuales de la Generalitat que permitían el parany lograron finalmente el apoyo del Tribunal Superior de Justicia valenciano en una sentencia que el año pasado confirmó el Tribunal Supremo. La Consejería de Territorio y Vivienda, entonces dirigida por Rafael Blasco, suspendió las autorizaciones y aprobó una nueva ley de caza que no convenció a los ecologistas. La propia consejería admitió que buscaba la forma de regular a partir de nuevos estudios un parany que cumpliera las exigencias europeas, una intención que llevó a Acció Ecologista y SEO-Birdlife a pedir la intervención de la Fiscalía. Más recientemente, el diputado verde de EU-L'Entesa, Carles Arnal, denunció que la consejería supuestamente dejaba caducar centenares de denuncias contra cazadores de parany.

Caza tolerada

La Comisión tampoco está convencida de que la Generalitat impida esta modalidad de caza. Bruselas tiene "razones para creer que la caza con esa técnica todavía se tolera porque las autoridades españolas no han tomado las medidas adecuadas" para cumplir la sentencia, afirma el comunicado emitido ayer por Bruselas. Tras la carta enviada ayer, España dispone de unos dos meses para presentar sus observaciones. Si en ese plazo la Comisión no ha recibido una respuesta satisfactoria, podría enviar a las autoridades españolas un dictamen motivado -segunda fase de un procedimiento de infracción-, tras el cual habrá otro plazo de dos meses. La fase siguiente, en caso de que la Comisión no estuviera satisfecha, será una denuncia nueva ante el Tribunal de Justicia comunitario y entonces la Comisión podría proponer una sanción a España.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 13 de diciembre de 2006