Reportaje:El futuro de Cuba

Los disidentes esperan que el diálogo llegue a la política

Cuatro opositores al régimen valoran el discurso de Raúl Castro

Las declaraciones de ayer de Raúl Castro fueron escuchadas con atención por parte de los disidentes políticos, que luchan dentro de la isla por una apertura democrática. Cuatro de ellos, contactados por teléfono, valoran la importancia del discurso del presidente en funciones pidiendo negociar con EE UU.

Manuel Cuesta Morúa

El dirigente del Arco Progresista, un colectivo que parte de una visión socialdemócrata y pretende fomentar el diálogo entre los cubanos, opinó desde su casa en La Habana que el discurso de Raúl Castro, el día del 50º aniversario del desembarco del Granma, "son declaraciones históricas".

Destaca que lo más importante del discurso es la voluntad de acercar posiciones con EE UU, un mensaje que califica de "muy positivo". Para que esta iniciativa pueda dar frutos, cree que por un lado "Cuba debe bajar la retórica" en sus relaciones con los estadounidenses, pero que EE UU también tiene que asegurar que "no tiene ningún interés en agredir a Cuba"; y confirmar que "los asuntos de Cuba pertenecen a los cubanos".

Más información
Raúl Castro ofrece una negociación a EE UU

Cuesta identifica varios objetivos en las hipotéticas negociaciones: "Urge hablar del embargo, pero también de la normalización de nuestra relación y de la base de Guantánamo". El disidente cree que este discurso es "la ratificación de que Raúl va a dirigir", y de que ya no se puede considerar una vuelta de Fidel al "poder real".

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Óscar Espinosa Chepe

El académico disidente Óscar Espinosa Chepe no se muestra sorprendido por las declaraciones del presidente en funciones: "Raúl es mucho más racional y pragmático. Sabe que recibe un país en ruinas y tiene que dar algo al pueblo".

El economista destaca la "gran importancia" del discurso y lo valora como "positivo". Entre los beneficios que los cubanos podrían sacar de una pacificación de sus relaciones con sus vecinos del norte, Espinosa subraya la posibilidad de visitar a sus compatriotas establecidos en EE UU, y, por supuesto, el levantamiento del embargo que, en más de cuatro décadas, "no ha ayudado en nada"

Espinosa cree que si el Gobierno cubano "tiene interés" en solucionar sus contenciosos con EE UU, "tendrá que dar pasos en el respeto a los derechos humanos", sobre todo liberando a los presos políticos. Afirma que esta pacificación exterior podría ser un primer paso hacia un diálogo político entre los cubanos.

Oswaldo Payá

El fundador del Proyecto Varela, que pretende liberalizar el régimen mediante cambios constitucionales, rechaza relacionar la política exterior y la democratización de Cuba. "Nunca hemos aceptado que se vincule el diálogo entre los cubanos al levantamiento del embargo", explica Oswaldo Payá dese Cuba.

Insiste en que "el primer paso es la apertura dentro del país, es la liberación de los presos políticos pacíficos". El líder del Movimiento Cristiano Liberación de Cuba opina que un hipotético acercamiento a EE UU es importante, "pero no es lo más importante para el pueblo cubano".

Payá, quien insiste en la necesidad de "reconciliación" de todos los cubanos, destaca las últimas palabras del discurso de Raúl: "Para que 'Cuba viva libre', tiene que ser libre cada uno de los cubanos".

Marta Beatriz Roque

La economista independiente Marta Beatriz Roque relativiza la importancia de las declaraciones de Raúl Castro. "Si hubiera una voluntad real de cambiar las cosas, ya habría un mejoramiento", opina. "Lo primero es liberar a los presos políticos y cesar el hostigamiento contra la oposición", afirma. La presidenta de la Asamblea Para Promover la Sociedad Civil opina que EE UU no responderá positivamente al llamamiento castrista.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS