Fomento dice que Galicia está "más segura" ante otro 'Prestige'

Xunta y Gobierno prometen más coordinación en salvamento

Nadie se atrevió a mentar la bicha ayer en la presentación de Don Inda, el moderno buque polivalente que, con base en Corcubión (A Coruña), se dedicará a tiempo completo a las tareas de salvamento y rescate en el mar así como de la lucha contra la contaminación marina en la costa gallega y la cornisa cantábrica. Pero el recuerdo de la catástrofe del Prestige, sin citarse, estuvo omnipresente en los discursos del acto en el puerto de A Coruña que presidieron la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, y el titular de la Xunta, Emilio Pérez Touriño.

Galicia, gracias a este barco, "el mejor de Europa y uno de los mejores del mundo", aseguró Álvarez, no sólo está ahora "más segura y más protegida", agregó el mandatario autonómico, sino que cuenta con medios y una capacidad de respuesta a años luz de la que tenía cuando sufrió la marea negra del petrolero griego.

La escasez de medios fue uno de los grandes problemas durante el desastre del Prestige, pero también lo fue la descoordinación de los gobiernos central y gallego. Ninguno de los ahora responsables gubernamentales hizo ayer alusión a la polémica gestión de aquella catástrofe, pero Touriño aprovechó para prometer "una respuesta única, con la mejor coordinación" de cada administración en caso de repetirse "una situación de riesgo y sufrimiento". "Las competencias" en salvamento y contaminación maritimas "son diversas pero sabemos que tenemos que actuar unidos y coordinados", manifestó.

La ministra no lo secundó expresamente en esta promesa pero sí enfatizó que Galicia, que "tanto ha sufrido la necesidad de contar con medios" para luchar contra "los incidentes" del mar, "presenta hoy los mejores requerimientos y necesidades" para responder a catástrofes y naufragios. Magdalena Álvarez hizo especial hincapié tanto en la precariedad de Salvamento Marítimo antes de asumir el PSOE el Gobierno como en el cumplimiento de su compromiso, al llegar a Fomento, en 2004, de dotar las costas españolas, y sobre todo la gallega, de medios y tecnología puntera.

El Don Inda es el tercero de los cuatro buques que prevé el Plan de Salvamento Marítimo 2006-2009. Al estar dotado de una capacidad de almacenamiento de residuos de 1.750 metros cúbicos, multiplica por 30 la posibilidad que había hasta ahora para recuperar vertidos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 01 de diciembre de 2006.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50