Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Editorial:

Con rango europeo

Contra todo pronóstico, ha sido Iberdrola quien ha movido la primera pieza para convertirse en el campeón nacional de la electricidad. Por 17.200 millones de euros ha comprado Scottish Power, la quinta eléctrica británica. Las cuentas conjuntas de la operación dicen que la Iberdrola resultante será la tercera eléctrica europea por valor de sus activos -detrás de EDF y E.ON-; la sexta, por ingresos y la séptima, por valor en Bolsa. Con este movimiento, Iberdrola aleja el riesgo de una OPA al aumentar considerablementre de tamaño; diluye la presencia del accionista recién llegado, ACS; sitúa las futuras operaciones empresariales que protagonice en el ámbito legal de la Comisión Europea, lejos de la inflexible doctrina española de competencia y, además, añade producción y clientes para consolidar el negocio.

No todo son mieles. Los analistas temen, por ejemplo, que la operación resulte algo cara. La oferta es muy superior a la que hizo en su día E.ON por Scottish. Inevitablemente diluirá el beneficio por acción y pondrá la deuda de Iberdrola por las nubes. En términos de producción y negocio también caben algunas objeciones que deslustran la operación. El mercado británico no está en el centro del negocio continental, que debe ser el objetivo de Iberdrola; y la estructura de producción de la compañía comprada depende más del carbón de lo que le gusta a la empresa compradora. Iberdrola tardará algún tiempo en asimilar las consecuencias económicas y financieras de la adquisición.

Es inevitable comparar la rapidez, silencio y precisión de la compra de Scottish con las inacabables, ruidosas y jurídicamente enturbiadas ofertas que gravitan sobre Endesa. Interesa a nuestra economía que una empresa española pilote una adquisición transnacional y se aproxime con fuerza a los grandes grupos en un mercado agresivamente proteccionista en Alemania, Francia o Italia. Una vez más se ha demostrado el grado de apertura del modelo económico británico.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 30 de noviembre de 2006