Reportaje:Riqueza y bienestar

Viaje de Teo a Cualedro

Un estudio clasifica los municipios gallegos por su índice de bienestar

Cada mañana, cientos de parejas jóvenes se despiden de sus hijos en los colegios de Teo (A Coruña) y cogen la carretera hacia Santiago para llegar a tiempo al trabajo. A esas horas, Cualedro (Ourense) se despierta pausadamente para poner en marcha su pequeña economía local, dominada por el comercio y el sector primario. Entre Teo, el ayuntamiento donde mejor se vive de Galicia, y Cualedro, el último de la lista, caben los restantes 313 municipios de la comunidad autónoma, según la clasificación del último estudio sobre el bienestar socioeconómico de los municipios gallegos.

El paradigma del bienestar en Galicia es Teo, un ayuntamiento de casi 17.000 habitantes dominado por profesionales que trabajan en la capital de Galicia, y que buscan en sus afueras un mínimo de sensatez en el mercado inmoliario. Cualedro, con 2.234, rural, montañoso y envejecido, se sitúa en el lado contrario. No es casualidad. El estudio sobre el bienestar de los ayuntamientos gallegos, publicado en la Revista Galega de Economía, ubica en el entorno de las grandes ciudades los lugares más apropiados para vivir, y localiza las situaciones más desfavorecidas en zonas rurales del interior. Trasladada al mapa, su clasificación final extiende el bienestar a lo largo del litoral y a los márgenes de la autopista Ferrol-Tui.

"Las grandes ciudades han dejado de crecer, y Galicia asiste a un fenómeno de desarrollo de los ayuntamientos limítrofes que se plasma en el estudio", resume Patricio Sánchez Fernández, del departamento de Economía Financiera y Contabilidad de la Universidad de Vigo, coautor del trabajo junto a María Esther López y Carlos L. Iglesias. "El crecimiento de las áreas de influencia significa rejuvenecimiento, renta, dinamismo, y eso se plasma en las estadísticas, aunque no sabemos adónde conducirá".

Patricio Sánchez se refiere a los problemas generados por los crecimientos demasiado acelerados, y que en el caso de Teo han llevado a los ecologistas a alertar de una sostenibilidad dudosa. "Mi opinión personal es que ese bienestar durará pocos años", opina. Mientras eso ocurre, los resultados del estudio colocan a Oleiros, en el entorno de A Coruña, en el segundo lugar de la clasificación. En el tercero aparece Ames, de características muy similares a Teo, y a continuación Beariz -un municipio condicionado por las remesas económicas de la emigración- y dos de las grandes ciudades: Santiago y A Coruña. Bergondo, Cambre y Sada, tres ayuntamientos de la comarca coruñesa, completan los diez primeros lugares.

Salud y educación

Beariz, el más rico de los municipios de Galicia, no lidera la clasificación del bienestar porque en ella se han ponderado muchos otros factores, además del económico. Por ejemplo, la población, la renta y protección social, la vivienda, el medio ambiente, el trabajo, la salud, la educación y la participación social. Con esos indicadores, los autores del estudio pretenden atrapar "un concepto difícil de definir". "El bienestar es una sensación del ser humano muy compleja, que se exterioriza con manifestaciones de complacencia y optimismo", aseguran los autores del informe. "Lo que hemos buscado ha sido la obtención de una magnitud lo más representativa posible del nivel de bienestar de los municipios gallegos", explican.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Los datos económicos de Teo, al frente de la clasificación, hablan de una renta familiar disponible de 11.109 euros por habitante y de un paro del 5,8%. Otros indicadores, extraídos del Atlas Socioeconómico de Caixanova, hablan de ocho oficinas bancarias, 7.795 coches y 6.678. La edad media, de 38,8 años, está entre las más jóvenes de Galicia, muy lejos de los 53,5 años que convierten a Cualedro en un municipio que avanza hacia la despoblación.

"Cualedro refleja perfectamente los problemas que afectan a los ayuntamientos del interior, sobre todo de las provincias de Lugo y Ourense", analiza Patricio Sánchez. "En general, pierde habitantes toda Galicia excepto la provincia de Pontevedra, donde la inmigración ha compensado el saldo negativo del crecimiento vegetativo, pero en los ayuntamientos del interior se observa una tendencia a la despoblación a marchas forzadas".

Cualedro, un municipio muy próximo a Verín -que, por el contrario, sale bien parada en las estadísticas-, vivió tiempos mejores. Desde principios de siglo hasta 1960 fue uno de los pocos ayuntamientos de la provincia orensana con un crecimiento demográfico continuo. Pero entonces llegó la emigración. En el año 1986 aún tenía 5.776 habitantes. Hoy conserva menos de la mitad. Su tasa de paro es del 7,9% y su renta familiar por habitante, de 10.393 euros.

Las grandes ciudades

La fotografía del bienestar favorece a los ayuntamientos de la provincia de A Coruña, con sus dos ciudades, Santiago y la capital, en los puestos quinto y sexto. Para encontrar el resto de las siete grandes hay que bajar a los puestos 24 (Pontevedra), 29 (Lugo), 33 (Vigo), 35 (Ourense) y 58 (Ferrol). La parte baja de la tabla, copada casi totalmente por ayuntamientos orensanos, la integran Laza, Os Blancos, Vilardevós, O Bolo, Fornelos de Montes, Negueira de Muñiz, Baltar, Bande, Riós y Cualedro.

"Sorprende que no sean las ciudades las que encabezan la clasificación. Sin embargo, esas urbes ejercen una clara influencia, puesto que puede comprobarse cómo los primeros puestos están prácticamente copados por ayuntamientos situados en sus áreas de influencia". En el capítulo de excepciones, Patricio Sánchez cita a Beariz y Avión como dos municipios de elevado bienestar en un entorno interior y despoblado, o los de la Costa da Morte, que rompen la dinámica del bienestar generalizado en el litoral gallego.

Del estudio de Sánchez, López e Iglesias, publicado en 2003, destaca la posición privilegiada de municipios de la costa de Lugo, como Burela, Cervo y Ribadeo, que presentan valores por encima de la media y del valor global de Galicia, una circunstancia que los responsables del informe atribuyen a las características económicas de la zona. También es significativa la clasificación en el puesto 28, por encima de la media, de Pobra de Trives, mientras O Grove aparece en la zona baja de la tabla, por causas que el estudio relaciona con la elevada tasa de paro femenino y el relevante desempleo en los servicios en dicho municipio.

Entre Teo y Cualedro, la radiografía del bienestar gallego ha resultado un trabajo laborioso, por la escasez y heterogeneidad de los datos disponibles, pero eficaz para geógrafos y políticos. Patricio Sánchez destacaría una utilidad: "Crecen los alrededores de las ciudades. O se les dan servicios e infraestructuras, o pronto dejarán de ser el paradigma del bienestar".

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS