Hospitalizado un niño de Cartagena golpeado por sus compañeros

El estudiante de ESO, de 11 años, sufrió policontusiones en el abdomen y la cara

Un niño de 11 años, alumno de 1º de la ESO del instituto Pedro Peñalver de El Algar de Cartagena (Murcia), ingresó el pasado jueves en el hospital Santa María del Rosell como consecuencia de los golpes que le propinaron presuntamente varios de sus compañeros en un descanso entre clase y clase, según denuncia su madre, Miriam Rodríguez. El menor estuvo en observación 24 horas y se le diagnosticaron daños en el abdomen y la cara.

El pequeño, que fue dado de alta ayer, se quejaba además de un fuerte dolor en la espalda, en la región cervical y lumbar. La agresión tuvo lugar, según el relato de la familia, en el descanso entre dos clases. Según explicó su madre, tres compañeros le zarandearon y le empujaron hacia un pupitre. El menor se golpeó entonces en la columna y avisó a su tutora de que le habían pegado. Ésta, según la versión de los padres, le respondió al niño que no se inventara cosas y que sólo tenía ganas de armar follón.

Al salir del instituto, el niño, empezó a sentirse dolorido y a tener mareos. Al llegar a Urgencias, fue sometido a un escáner y a pruebas de radiografía para comprobar si tenía daños internos. A la espera de repetir las pruebas, ayer por la mañana no se habían detectado lesiones graves. "Sospecharon que le habían reventado el bazo. Pero parece que no tiene nada. De todas formas, sólo puede moverse un poco y con mucho dolor. Es angustioso", confesó la madre al diario La Verdad de Murcia. Asimismo, la mujer indicó que su hijo sufre maltratos físicos y psicológicos de sus compañeros desde octubre del año pasado, cuando empezó a cursar 6º de Primaria en el colegio Virginia Pérez de El Algar.

Una vez conocida la presunta agresión, la Consejería de Educación ha iniciado una investigación para esclarecer los hechos, según aseguró ayer el secretario general del departamento, José Vicente Albaladejo, a Radio Nacional de España. Tratarán de conocer la versión de los responsables del colegio de Cartagena, ya que según la familia no había hecho nada para tratar de acabar con las continuas agresiones.

La paliza del jueves fue el colmo de una escalada de humillaciones y golpes dentro y fuera del instituto, asegura la madre. Rodríguez anunció que ella y su marido tienen intención de denunciar ante el cuartel de la Guardia Civil a siete alumnos a los que acusan de agredir a su hijo desde octubre. "El día antes lo estamparon contra la puerta y se dio en la nuca. Y dos semanas antes le metieron un guantazo", explicó. "Que a mi hijo lo maltrataban lo sabían profesores, tutores, la directora, una comisión especial de inspectores de Educación que vinieron a El Algar y hasta los Servicios Sociales. Y no han hecho nada", aseguró la madre del menor.

Fuentes policiales informaron de que un forense fue al hospital del que salió ayer al mediodía el niño para levantar un informe sobre los daños sufridos por el alumno.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS