Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos mutaciones han hecho más peligroso el virus de la gripe aviar

Dos mutaciones bastan para que el relativamente inocuo virus H5N1, el causante de la gripe aviar, se convierta en un agente letal en más del 50% de los casos de las infecciones en personas. Ésta es la conclusión a la que han llegado los investigadores de la Universidad de Tokio al comparar las proteínas de la cubierta del virus en muestras tomadas de aves silvestres y de enfermos por la enfermedad. El descubrimiento fue publicado ayer en la revista Nature.

Los dos cambios se dan en la proteína hemaglutinina (la "H" del nombre del virus). Gracias a ellos, el virus adquiere la propiedad de unirse más fácilmente a las células que forman las paredes internas del sistema respiratorio. Así es como comienza el proceso de infección, que acaba con un deterioro que puede llevar a la muerte.

Los investigadores, dirigidos por Yoshihiro Kawaoka, han detectado los cambios (una sencilla alteración en un aminoácido, el eslabón que forma la cadena que es toda proteína) por separado. Es decir, no tienen que coincidir los dos para que el virus sea más peligroso para las personas. La siguiente pregunta es qué pasará si ambos cambios coincidieran.

Hasta ahora, por culpa de estos cambios y probablemente otros factores todavía no descubiertos, la gripe aviar se ha cobrado 153 víctimas mortales, y ha hecho enfermar a otras 105 personas, según el último recuento de la Organización Mundial de Salud (OMS). La última de ellas, una mujer indonesia que falleció el pasado 13 de noviembre.

El hallazgo no se refiere a estos casos, pero indica el camino que debe recorrer el virus hasta llegar a ser la pandemia que temen los expertos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 17 de noviembre de 2006