Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Moyua asume en la Cámara el retraso en el desarrollo de la ley y el plan de Igualdad

Populares y EHAK critican la falta de concreción del documento y las demoras

La directora de Emakunde, Izaskun Moyua, se encontró ayer con las críticas de la oposición por el retraso de casi un año con el que ha llevado al Parlamento el cuarto Plan de Igualdad, un documento que debe someterse a la Cámara en los seis primeros meses de cada legislatura. Moyua recibió también durante su comparecencia en la comisión parlamentaria correspondiente reproches por la falta de desarrollo de la ley de Igualdad, cuando apenas quedan de tres meses para que se cumplan dos años de su aprobación. La directora de Emakunde admitió estos retrasos, pero señaló que los ritmos están siendo "los que pueden ser" por la complejidad administrativa de los pasos a dar.

El PSE se limitó a interrogar a la directora de Emakunde por el funcionamiento y control sobre la acción de las comisiones interdepartamental e interinstitucional para la igualdad, pero el resto de la oposición se mostró bastante crítica durante la comparecencia de Moyua en la Comisión de Mujer y Juventud. La responsable de Emakunde informaba oficialmente a la Cámara sobre el cuarto Plan para la Igualdad, ya presentado públicamente tras su aprobación por el Gobierno el 26 de septiembre pasado.

Estos planes, inicialmente denominados de acción positiva, fueron concebidos como las bases orientadoras de la actividad de todos los poderes públicos de la comunidad en materia de igualdad en cada legislatura.

El explicado ayer en la Cámara incluye más de 600 acciones y es el primero aprobado después de la entrada en vigor de la ley de Igualdad, en febrero de 2005. Este hecho lo habría aproximado, según la directora de Emakunde, "a un mayor nivel de concreción y de priorización de objetivos", en tanto que instrumento de planificación y gestión de las políticas definidas por aquella norma, de cuyo desarrollo sería "apoyo y guía".

Moyua resaltó que el documento tiene "una clara voluntad didáctica" para que las administraciones lo puedan llevar a la práctica de un modo ágil.

No lo vio así la oposición y la falta de concreción fue precisamente uno de los principales reproches que tuvo que afrontar la directora de Emakunde. "El plan es bastante oscuro y lioso", además de llegar "tarde", diagnosticó la popular Laura Garrido, quien demandó "un documento más entendible" y consideró que la estructura con que cuenta Moyua, que recordó en detalle, es "importante y con un importante presupuesto" como para poder cumplir sus compromisos.

A su juicio, la multiplicación de órganos, unidades y comisiones, lo que tachó de "maraña", no arregla nada, sino que añade confusión. "Lo que queremos son medidas concretas que den soluciones a problemas concretos de las mujeres, guarderías, flexibilidad de horarios,... y eso no lo vimos ni en la ley [que el PP no apoyó] ni ahora en el plan", agregó la representante popular. La ley va a cumplir dos años, dijo Garrido, sin que se hayan puesto en marcha medidas concretas, entre las que citó el fondo para garantizar el pago de pensiones no abonadas por los ex cónyuges. "Si las medidas contenidas en la ley, que obliga mucho más, no se han cumplido, difícilmente podemos dar credibilidad al cumplimiento del plan", añadió, tras criticar el "intervencionismo" de ambos.

"No puede ir a más ritmo"

La representante de EHAK, Maite Aranburu, coincidió en las críticas al notable retraso. Además del reproche ideológico de que no se hayan cumplido las promesas de actuación con una perspectiva del conjunto de Euskal Herria, deploró la ausencia de herramientas y mecanismos para lograr las estrategias planteadas. "Los vacíos que hay en la ley se trasladan también al plan", dijo, mientras a su vez faltan en él elementos que sí están en la norma. Aranburu cuestionó la financiación y echó en falta "itinerarios" marcados para cumplir con lo que consideró "un catálogo de acciones recomendables".

Moyua destacó que el desarrollo de la ley "va al ritmo que puede y no puede ir a más ritmo". "Damos lo que podemos con los medios que tenemos", sostuvo, aunque asumió toda la responsabilidad para el instituto que dirige y aseguró tener listos para su aprobación por el Gobierno varios decretos de desarrollo de la ley.

DIFERENCIAS ENTRE SEXOS EN 2005

-Ocho de cada diez personas con actividad no laboral y que no buscan empleo son mujeres que se dedican al hogar y al estudio.

-El 75% del trabajo doméstico no remunerado recae sobre las mujeres.

-La tasa de actividad femenina es 20,3 puntos inferior a la masculina.

-Las mujeres representan el 77,2% de las personas ocupadas sin contrato.

-El 51,8% de los parados son mujeres.

-Las mujeres suponen el 65,3% del profesorado de enseñanza en régimen general, pero menos del 20% de los catedráticos universitarios.

-La pobreza más grave afecta al 12,3% de hogares encabezados por mujeres, frente al 4,9% global.

-La diferencia entre la renta personal media total de ambos sexos asciende a 9.980 euros.

-Presencia femenina institucional: 53,3,% en el Parlamento, 30,1% en el conjunto de las Juntas y 28,4% en el conjunto de los ayuntamientos, aunque el porcentaje de alcaldesas baja al 14,9%.

-Todas las patronales están presididas por hombres, salvo las que reúnen específicamente a empresarias. Sólo ocho de los 142 consejeros de las 13 empresas vascas que cotizan en Bolsa son mujeres.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 17 de noviembre de 2006

Más información