Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Borrell pide una investigación del supuesto uso fraudulento de fondos del PP europeo

Un empleado envía por error a los eurodiputados un correo electrónico para justificar pagos

El presidente del Parlamento Europeo, Josep Borrell, decidió ayer enviar sendas cartas al presidente del Partido Popular Europeo (PPE), Wilfried Martens, y al secretario general de la Eurocámara, Julian Priestley, para que investiguen el contenido de un correo electrónico que ayer recibieron los 732 eurodiputados. En el mensaje, un asistente popular pide a un tercero que busque "un amigo intermediario para que emita las facturas a su nombre y luego te dé el dinero. Para que se pague algo desde el PPE hay que mandar la factura al PPE, Rue de Commerce 10 / 1000 Bruselas".

El correo electrónico incluye una cadena de mensajes en los que, a modo de conversación, se describe una operación de emisión de facturas para justificar ciertos pagos del PPE relacionados con la venta de cuadros. El texto ha sido supuestamente enviado por el asistente del eurodiputado y secretario general del PPE, Antonio López Istúriz, utilizando su buzón de correo.

López Istúriz explicó anoche a este diario: "Alguien entró en mi ordenador desde otro, utilizando mi contraseña para enviar unos mensajes que yo desconocía". Tras conocer el envío ayer de los mensajes al resto de eurodiputados, López Istúriz manifestó que había puesto los hechos "en conocimiento de los informáticos del Parlamento".

Fuentes de la Eurocámara, que pidieron expresamente no ser citadas, manifestaron que ayer comprobaron que el correo había salido desde un ordenador distinto del de López Istúriz, sino de una habitación, conocida como "sala multimedia" que utilizan los asistentes de los parlamentarios.

Broma o irregularidad

Las mismas fuentes indicaron sorprendentemente, sin embargo, que no habían recibido ninguna información relacionada con estos hechos, procedente del Partido Popular, sino que conocieron el incidente a través de un medio de comunicación.Borrell preguntará a Martens y a Priestley si el contenido del mensaje "es una broma o constituye un caso de comportamiento irregular, de uso de fondos públicos", según manifestó el presidente del Parlamento a este diario. Fuentes próximas al presidente indicaron que los servicios de la Eurocámara lo enviarán a la Oficina de Lucha contra el Fraude (OLAF) de la UE en Bruselas.

En la serie de mensajes, figura uno del pasado 10 de noviembre, enviado desde el correo de López Istúriz a un tercero, con el siguiente texto: "Lo de los cuadros. Te explico, al parecer la cosa se ha complicado porque alguien ha comentado que los cuadros son del cuñado del secretario general. Desde el principio hemos intentado evitar que lo descubrieran pero ha sido inevitable. Eso salpica a Tono, por lo que la solución es que te busques un amigo intermediario para que emita las facturas a su nombre y luego te dé el dinero. Para que se pague algo desde el PPE hay que mandar la factura al PPE, Rue de Commerce 10 / 1000 Bruselas y que lo ponga a nombre del PPE, pero que la carta la mande a Tono directamente. Siento las molestias, pero esto es así".

López Istúriz explicó que en la sede del PPE, próxima al Parlamento, se había celebrado una exposición en la que efectivamente uno de los cuadros pertenecía a su cuñado. El eurodiputado popular añadió: "Por esta exposición no hemos recibido ningún ingreso ni hemos efectuado ningún pago". Además, anunció que pondrá "toda la carne en el asador para averiguar quién es el responsable de esta manipulación". Desde el correo de López Istúriz, se envió ayer otra vez un mensaje en el que se indicaba que las facturas deben ser enviadas "en sobre a nombre de Tono, poniendo que es personal". "No me acuerdo del límite porque recuerda que había que emitir varias facturas para que no fuera inmovilizado del partido y perdiera valor pero me acuerdo del límite, sí que me dijo Tono que tenían que ser varias facturas".

Ningún grupo político de la Eurocámara reaccionó ayer al envío masivo del mensaje electrónico.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 15 de noviembre de 2006