Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Los escándalos urbanísticos

Mayte Zaldívar y las bolsas de basura

Desde que a finales de marzo pasado se practicaran las primeras detenciones en la Operación Malaya, en Marbella se han hecho todo tipo de especulaciones sobre cuándo se produciría el arresto de Mayte Zaldívar, porque existía una convicción generalizada de que antes o después la ex mujer de Julián Muñoz acabaría implicada en la causa por corrupción en el Ayuntamiento marbellí. Posiblemente ella misma con sus continuas apariciones en televisión favoreció estas especulaciones. Con ocasión del juicio por su separación matrimonial, Zaldívar llegó a afirmar en un programa que su ex marido llevaba a casa dinero en bolsas de basura que justificaba como procedentes de comisiones por obras. Zaldívar no se recató en repetirlo una y otra vez, y en todos estos programas siempre se afanó en demostrar que sabía mucho más de lo que decía sobre la corrupción en Marbella.

Zaldívar se convirtió en un personaje asiduo a las televisiones en la primavera de 2003, cuando trascendió la relación sentimental de Julián Muñoz, entonces alcalde de Marbella, con la tonadillera Isabel Pantoja. Era una historia con ingredientes muy sabrosos para determinada prensa, y Zaldívar se convirtió pronto en protagonista principal de estos programas.

El hotel Guadalpín le ha puesto una demanda por el impago de su estancia durante varios meses en el lujoso hotel de Puerto Banús, construido con una licencia irregular de obras y cuya promotora, el grupo Aifos, tiene a tres directivos imputados en la Operación Malaya por el supuesto pago de comisiones al Ayuntamiento marbellí.

La ex mujer de Muñoz tiene dos locales arrendados en el centro comercial La Cañada, cuyo promotor, Tomás Olivo, está imputado en varias causas judiciales por irregularidades urbanísticas. El conocido promotor llegó a declarar al juez que si no hubiera sido quien era, jamás le habría arrendado los dos locales.

Hace apenas un mes, Zaldívar se vio envuelta en un turbio asunto al ser implicada en un caso de tráfico de cocaína. La policía la arrestó tras comprar cinco gramos de droga, y la dejó en libertad tras tomarle declaración.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 15 de noviembre de 2006