Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La UE respalda la creación de una biblioteca europea

Los ministros de Cultura de los 25 países miembros de la Unión Europea dieron ayer su visto bueno a la propuesta de la Comisión Europea para crear una librería digital que en el año 2010 contenga seis millones de documentos que se pondrán a disposición de todos los europeos. La idea es que cada Estado digitalice sus depósitos bibliográficos y archivísticos, y que además lo haga en formatos compatibles con el resto de países de la UE. "Se trata de que todo el patrimonio cultural europeo quede abierto al público", explicaron a este diario fuentes del Ministerio de Cultura español, que se reunieron ayer en Bruselas con sus colegas de los 25.

El plan acordado ayer forma parte de la llamada librería digital europea, que pretende crear un lugar de acceso multilingüe en Internet, que se convierta en referente de la herencia cultural de Europa. Desde ese punto de la Red, los internautas podrán consultar los fondos de bibliotecas, museos, y filmotecas entre otras instituciones, de cualquier Estado miembro. A partir de ahora, cada país debe establecer un plan y cada año y medio deberán rendir cuentas ante el Ejecutivo comunitario que deberá controlar que los planes nacionales progresan. Las bibliotecas nacionales de cada Estado miembro serán las primeras instituciones en poner en marcha del plan respaldado ayer.

Motor de desarrollo

El aspecto económico de la cultura fue otro de los aspectos que discutieron ayer los ministros europeos en Bruselas. "Si en algo podemos competir en Europa es en cultura. La cultura genera miles de empleos y mueve miles de millones de euros", explicaron fuentes diplomáticas. El sector de la cultura contribuyó en 2003 en un 2,6% al PIB de la Unión Europea. Los 25 coincidieron ayer en que la cultura debe dejar de ser considerado como "algo que tiene que ver con los valores", según las fuentes oficiales españolas, y debe sin embargo tenerse en cuenta, la contribución de la cultura al crecimiento económico y a la creación de empleo. "La cultura es un motor de desarrollo y de cohesión social", apuntaron las mismas fuentes. Tras el intercambio de puntos de vista sobre esta cuestión, la Comisión Europea debe ahora preparar un texto que acabará por concretarse en planes y proyectos nacionales.

Los titulares de Cultura, reunidos ayer y hoy en Bruselas, eligieron además ayer las capitales de la cultura europeas para 2010. Essen en Alemania, Pécs en Hungría y Estambul en Turquía fueron las ciudades designadas. Alejandro Font de Mora, consejero de Cultura, Educación y Deporte de la Generalitat Valenciana, propuso, por su parte, la candidatura de Valencia para 2016. "Si tenemos que nombrar una capital que en los últimos años haya destacado en infraestructura cultural de un primer nivel mundial, es Valencia", dijo ayer el político valenciano a su llegada al Consejo Europeo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 14 de noviembre de 2006