Telefónica compra el 8% de la principal empresa de telefonía fija de Hong Kong

La compañía española, que ya posee el 5% de China Netcom, se ha gastado 323 millones

La compañía española Telefónica ha acordado la compra del 8% de PCCW, la mayor empresa de telecomunicaciones de Hong Kong, por unos 323 millones de euros, según informó ayer en un comunicado. El grupo que preside César Alierta avanza así posiciones en el pujante mercado de la telefonía del país asiático, donde ya posee el 5% de la operadora estatal China Netcom (CNC). Una vez completada la adquisición, CNC y Telefónica unirán sus participaciones en una nueva sociedad común, que tendrá un capital conjunto del 27,94% en la operadora de la ex colonia.

Telefónica pagará seis dólares de Hong Kong (0,6 euros) por acción, que suponen una prima del 20% sobre el cierre del pasado viernes, aunque podrá rebajar el precio un 10%, dependiendo de cómo evolucionen los títulos de PCCW en los próximos meses.

El acuerdo contempla la posibilidad, por parte de Telefónica, de intercambiar sus acciones en la operadora de Hong Kong por acciones de China Netcom, lo que le permitiría incrementar su participación en esta empresa al 9,9%. Tras la operación, la compañía china pasa a convertirse en el mayor accionista individual de PCCW, con el 19,94%.

El grupo español desembolsó 524 millones de dólares (unos 408 millones de euros) el año pasado por el 5% de CNC, pero tenía una opción para ampliar el porcentaje. La compra anunciada ayer -que espera esté concluida en la primera mitad de enero próximo- lleva emparejado el nombramiento de un segundo representante de Telefónica en el consejo de administración de China Netcom.

La entrada de Telefónica en PCCW se ha producido en el marco de una amplia operación, que ha estado marcada por la controversia, debido al papel jugado por algunos grandes grupos empresariales de Hong Kong. Al mismo tiempo -y al mismo precio por acción- que Telefónica, dos fundaciones, propiedad del millonario Li Ka-shing (el hombre más rico de Asia), han acordado adquirir un 12% de PCCW.

Tanto el grupo español como Li Ka-shing comprarán sus participaciones al financiero de la ex colonia Francis Leung, quien en julio pasado acordó pagar 1.170 millones de dólares por el paquete de control del 22,65% que tiene en PCCW la sociedad PCRD (Pacific Century Regional Developments), propiedad del magnate Richard Li.

Y aquí es donde surgió la polémica. Por un lado, Li Ka-shing es padre de Richard Li y tiene intereses en telefonía fija y móvil en Hong Kong, por lo que surgieron temores de que la operación diera lugar lugar a concentración de propiedad en el sector de las telecomunicaciones. Y por otro, porque Francis Leung -que se quedará un 2,65% de PCCW- es amigo desde hace tiempo de la familia Li, y muchos en Hong Kong sospechaban que detrás de su oferta del pasado julio por PCCW estaba Li Ka-shing, quien pretendía de esta forma ayudar a su hijo a desprenderse de lo que había sido una inversión difícil. La operación anunciada ayer confirma que así era.

Leung -que tiene fuertes conexiones con el Gobierno central chino- acordó en julio comprar el 22,65% de Li hijo en PCCW después de que CNC -entonces el segundo mayor accionista, con casi el 20% del capital- se opusiera a la posibilidad de que la operadora cayera en manos extranjeras. El banco australiano Macquarie y la firma de inversiones estadounidense TPG-Newbridge habían presentado jugosas ofertas, pero fracasaron ante la oposición de Pekín. La entrada de Telefónica en PCCW no presenta, sin embargo, la misma situación. Por un lado, porque su porcentaje es pequeño y, por otro, porque va de la mano CNC.

La compra de la operadora española en la hongkonesa está supeditada a la aprobación por parte de los accionistas minoritarios de PCRD de la venta del 22,65% a Francis Leung, en la junta prevista para finales de este mes. El resultado de la votación no es seguro, ya que el organismo regulador de la Bolsa de Singapur, donde cotiza PCRD, ha dictaminado que Richard Li (que controla el 75% de la empresa) no podrá utilizar sus acciones para votar, lo que significa que la aprobación requiere la mayoría del 25% de las acciones de PCRD en manos de los minoritarios.

PCCW ofrece servicios de telefonía fija, móvil, cable e Internet. Tiene 14.100 empleados. Su facturación en 2005 fue de 22.499 millones de dólares de Hong Kong (2.251 millones de euros), y su Ebitda, 665 millones de euros. Cotiza en la ex colonia británica y en Nueva York.

Mientras tanto, Telefónica sigue a la espera de la adjudicación por parte china de las licencias de telefonía móvil de tercera generación (3G). El Gobierno reiteró a principios de este mes que la tecnología, que permite acceso rápido a Internet o vídeoconferencia, estará en funcionamiento para los Juegos Olímpicos de Pekín 2008. El sector espera desde hace tiempo la concesión de las licencias, ya que el proceso se convertirá en el motor de la industria en los próximos años.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 12 de noviembre de 2006.

Lo más visto en...

Top 50