Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Cesc Gay se va al campo en 'Ficción'

Eduard Fernández y Montse Germán interpretan el nuevo filme del director de 'En la ciudad'

En los últimos tiempos, el director catalán Cesc Gay ha visto cómo se desmoronaban parejas de amigos, algunas con hijos de pocos meses. Eso le ha llevado a reflexionar sobre "qué modelo de familia debe plantearse nuestra generación para vencer este caos". En su opinión, la respuesta pasa tal vez por "reprimirnos un poco, renunciar a algo". Éste es el punto de partida de Ficción, nuevo filme del cineasta, tercero en solitario tras Krampack y En la ciudad, escrita de nuevo por Gay junto con Tomàs Aragay. Una historia de amor y de fidelidad ambientada en la Cerdaña con ecos autobiográficos.

Durante el rodaje de En la ciudad, Gay y el actor Eduard Fernández se propusieron volver a trabajar juntos. Así que concibió el guión pensando en él. Junto a Fernández, Ficción reúne a Montse Germán (debutante en el cine, aunque experimentada en el teatro y la televisión catalanas), Javier Cámara, Carme Pla y Àgata Roca. Gay ha situado la historia en el Pirineo catalán, porque tras la experiencia de su anterior película quería cambiar de aires. Cree que, para los urbanitas, "el campo representa la soledad, te hace sentir pequeño".

Soledad es lo que busca el protagonista de la película, cineasta en crisis que necesita acabar un guión. Introvertido, desea escapar de la rutina familiar (tiene esposa y dos hijos) y se instala en casa de un amigo (Cámara) veterinario. Allí conocerá a una violinista (Germán) que, tras eludir compromisos toda su vida, ha aceptado vivir con su pareja y adoptar una niña. Aunque el amor surge, deciden abortar la relación y seguir con sus vidas. Como harán el veterinario y su amor platónico, mujer lesbiana (Pla) que ha huido al campo tras sufrir un trasplante de hígado.

La trama de Ficción, en la que silencios y miradas tienen gran importancia, la hace atípica por cuanto, a decir del director, cuenta lo que nunca se ve en el cine. "No es la película de una infidelidad, es la película de la renuncia a vivir otras historias. Normalmente el cine explica la otra parte". En el filme, que se estrena hoy, los personajes (excepto el de Cámara) hablan indistintamente catalán y castellano, en un reflejo de la realidad lingüística de Cataluña. Gay se muestra consternado por haber tenido que doblarla íntegramente para su distribución en España "cuando ambas lenguas se utilizan casi al 50% y lo que se dice en catalán se entiende con facilidad". Cámara apoyó al realizador: "Soy el único que venía de fuera y que habla castellano. Pero me dejé llevar y me gustó".

Para el actor, trabajar en este filme ha supuesto adentrarse en un equipo compacto. Además de la amistad entre Gay y Fernández, sucede que la hija de éste en la ficción lo es también en la vida real, y Roca, la esposa del director en crisis, es la mujer de Gay.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 10 de noviembre de 2006