Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ibarretxe destina 300.000 euros a los foros de participación social en la normalización

El PSE recrimina al Gobierno que aproveche las cuentas para cambiar la norma presupuestaria

El proyecto de presupuestos de la Presidencia del Gobierno para el año próximo destina 300.000 euros a los foros de participación social que el lehendakari quiere impulsar en relación con el proceso de normalización política. El Gobierno pretende también abrir una nueva delegación, ésta vez en Estados Unidos. La parlamentaria socialista Joana Madrigal, recriminó a la vicelehendakari, Idoia Zenarruzabeitia, que se utilicen los Presupuestos para modificar la Ley de Régimen Presupuestario, cuando hay una ponencia parlamentaria trabajando esta cuestión.

La explicación a los grupos parlamentarios del proyecto de ley de presupuestos por departamentos comenzó ayer en la Cámara con la comparecencia de los representantes de Lehendakaritza, encabezados por el secretario general de la Presidencia, Jesús Peña, y de la vicelehendakari, Idoia Zenarruzabeitia. Peña sometió al escrutino de los grupos un presupuestos que se eleva a 25,3 millones, lo que significa que la Presidencia del Gobierno vasco tendrá 1,4 millones más que este año. Casi la mitad, 11,5 millones, se los lleva Acción Exterior, repartidos entre sus servicios centrales, las seis delegaciones y el dinero que se ofrece a las colectividades vascas en el extranjero.

El PSE resaltó el hecho de que las partidas de varias delegaciones oficiales bajen, mientras se incrementan las que reciben esas colectividades. El parlamentario socialista José Luis Anda ironizó con la reciente referencia del lehendakari a los nueve millones de vascos que según él hay en el mundo.

El crecimiento del presupuesto se reparte prácticamente entre Emakunde, con el proyecto de adecuar o cambiar su sede y la puesta en marcha de la Defensoría para la Igualdad, y los 300.000 euros destinados a los foros de participación social en el proceso de normalización. 200.000 euros se administrarán a través de un convenio con Eudel, que los canalizará a los ayuntamientos.

El Gobierno ha dispuesto también el estudio de viabilidad para un Museo de la Emigración sobre el que el PSE pidió más explicaciones, lo mismo que cuestionó si los foros de participación impulsados desde Lehendakaritza no duplicarán funciones y gasto con la Dirección de Participación Ciudadana que ya existe en la consejería de Vivienda y Asuntos Sociales. Peña negó este extremo.

Zenarruzabeitia, explicó las cuentas de su departamento, Vicepresidencia y Hacienda y Administración Pública. Hizo un repaso de la situación económica sobre la que se sustenta el proyecto de presupuestos y las grandes cifras, e insistió en el carácter expansivo de las cuentas vascas, cuya cifra de ingresos y gastos es de 8.740,1 millones, un 14,7% más que en 2006.

Esa cantidad incluye una partida de 253,24 millones para financiar el ramal guipuzcoano de la Y ferroviaria, cuya financiación adelanta el Ejecutivo vasco, pero que se descontará del Cupo a pagar en 2007. Sin esa partida, el crecimiento del presupuesto es del 11,3%. Si se toma sólo la capacidad de gasto de los departamentos, el incremento se queda en el 9,5%. El presupuesto consolidado, es decir, con entes y sociedades públicas, asciende a 9.366,9 millones de euros.

Más allá de los grandes números, la comparecencia tuvo un ligero debate con los representantes del PSE y PP, Joana Madrigal y Antón Damborenea. Madrigal acusó al Gobierno de falta de respeto porque en el disposición adicional 2ª del proyecto de ley que acompaña las cuentas se modifican siete artículos de la Ley de Régimen Presupuestario, cuando el Parlamento debate en una ponencia hacerlo La vicelehendakari aseguró que son cambios "accesorios".

Damborenea reprochó a Zenarruzabeitia que su modelo de crecimiento no genere empleo estable. En el conjunto de España se genera el doble de empleo con el doble de estabilidad, dijo. Zenarruzabeitia respondió al popular que siempre saca a relucir la "banderita española" y que Euskadi, vive prácticamente en "paro técnico".

[Covite denunció ayer que el Gobierno le ha negado una ayuda de 9.000 euros para asistir a juicios en la Audiencia Nacional, cuando las concede a familias de presos de ETA].

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 8 de noviembre de 2006