Condenado en Ecuador y admitido en España

Hace unos días comenzó en Lleida el juicio contra el ecuatoriano Gilberto Antonio Chamba, acusado de violar y asesinar hace dos años a una joven estudiante de 21 años. Antes de llegar a España, el acusado había matado a otras ocho mujeres en Ecuador de la misma forma. Por aquellos crímenes, el conocido como el monstruo de Machala pasó ocho años en prisión.

Sin embargo, esta circunstancia no fue óbice para que consiguiera instalarse en España de forma legal.

A pesar de que la obtención del pasaporte en Ecuador y del permiso de residencia en España requieren la ausencia de antecedentes penales, Gilberto Antonio consiguió que la Oficina de Extranjería de Lleida regularizara su situación en España sin haberle solicitado sus antecedentes penales en su país de origen. La familia de la víctima pedirá que la empresa que contrató a Gilberto -que trabajaba como guardia de seguridad- sea responsable subsidiaria. Si esto no se refleja en la sentencia, tiene previsto demandar al Estado por este error en la regularización.

Según explicó la policía de Ecuador, el monstruo de Machala limpió su historial delictivo de forma legal en su país antes de viajar a Europa. Un reglamento de la policía de aquel país señala que, en determinadas circunstancias, se puede lograr la eliminación de antecedentes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0022, 22 de octubre de 2006.

Lo más visto en...

Top 50