La nómina de los empleados públicos para 2007 sube un 11% por el acuerdo con los médicos

La nómina de los empleados públicos al servicio de la Generalitat Valenciana, el denominado capítulo I de los presupuestos para 2007, crece un 11% respecto al ejercicio anterior, según anunció ayer José Manuel Vela, secretario autonómico de Hacienda, en la reunión de la Mesa General de la Función Pública formalmente convocada para acordar la subida salarial del próximo ejercicio. Sobre los 4.090 millones de euros previstos en los presupuestos de 2006, la nómina para 2007 ascendería a 4.534 millones de euros. Sin embargo, más de la mitad de la subida salarial conjunta la consume el acuerdo de carrera profesional alcanzado por el entonces consejero de Sanidad, Vicente Rambla, con médicos y personal de enfermería a finales de 2005. El complemento de carrera profesional del personal sanitario copa 250 millones de euros de la masa salarial para 2007 o seis puntos del alza porcentual total.

Los sindicatos piden el complemento de carrera para docentes o personal de justicia

El elevado porcentaje de aumento que esgrimió José Manuel Vela no consiguió impresionar a los representantes de los empleados al servicio de la Administración General de la Generalitat, reunidos ayer en la mesa que presidió el consejero de Administración Pública y Justicia Miguel Peralta, y al término de la reunión informativa el secretario de Hacienda se vio forzado a ofrecer próximas negociaciones para satisfacer las demandas del resto de empleados públicos.

La propuesta básica que la Generalitat formuló a sus empleados, en sintonía con el acuerdo de mínimos que el Gobierno central acordó con los empleados de la Administración General del Estado, recoge una subida salarial del 2% a la que hay que añadir otro 1% para los próximos tres años que se reflejará en las pagas extras. Hasta la fecha, las pagas extras no incluían ciertos complementos habituales en las pagas mensuales.

La Generalitat, además, se comprometió a subir otras tres décimas de la masa salarial conjunta para dotar un fondo de pensiones para los funcionarios. La propuesta provocó cierta rechifla en la mesa puesto que el fondo de pensiones se acordó hace más de un año y se recogió en los presupuestos para 2006 pero, hasta la fecha, no se ha constituido la comisión promotora que debe convocar el concurso correspondiente para adjudicar a una entidad financiera la gestión de ese fondo y, por la misma razón, aún no se ha dotado la cantidad acordada para 2006, las mismas tres décimas de la masa salarial de los empleados públicos, unos 30 millones de euros.

Los sindicatos reclamaron que se extienda el complemento de carrera profesional a los docentes, trabajadores de la judicatura y técnicos de la Administración autonómica; pidieron convocatorias de empleo público para reducir la temporalidad que afecta al 10% del personal; recordaron que su capacidad adquisitiva ha caído en torno a 14 puntos desde 1995 y reclamaron fondos adicionales para compensar esa merma; y exigieron la inmediata dotación de la cantidad prevista para el fondo de pensiones en 2006 y la constitución de la promotora correspondiente.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

CC OO, con buenas palabras, y UGT, en un tono más agresivo, reiteraron que agotarán todos los plazos de negociación para facilitar a la Generalitat la posibilidad de alterar a través de enmiendas el anteproyecto de presupuestos que hoy tiene previsto aprobar el Consell.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS