Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

'The Wall Street Journal' declara a Esade la mejor escuela de negocios

IESE ocupó el primer lugar en la lista de 'The Economist' en 2005

La escuela de negocios Esade, vinculada a la Compañía de Jesús, es la mejor institución de su clase en todo el mundo, según concluye The Wall Street Journal (WSJ) a partir de una encuesta a las empresas que contratan a estudiantes. Es la segunda vez en la historia que una escuela española bate a sus más prestigiosas rivales, después de que el año pasado The Economist otorgara el primer puesto mundial al IESE.

La rivalidad entre las escuelas de negocios es cada vez mayor. Compiten tanto por captar a estudiantes interesados en cursar sus programas Master en Administración de Empresas (MBA, en sus siglas en inglés) como por atraer a empresas clientes que se paseen por sus campus en busca de jóvenes talentos. En este contexto, los listados que elaboran diversas publicaciones de prestigio internacional -como los de WSJ, Financial Times, Business Week o The Economist- se escudriñan con lupa en las escuelas, porque los clientes buscan en la liga de los mejores.

"No tiene un impacto inmediato, pero tenemos que reconocer que sí se nota. Es obvio que pasamos a estar en el mapa mental de quienes desean ser MBA y de las empresas que los buscan", señala un exultante Carlos Losada, director general de Esade.

"Cultura internacional"

El aspecto en el que WSJ hace mayor énfasis sobre Esade es el de su "cultura internacional". Casi un 80% de sus másters son originarios de fuera de España, y se reparten en una treintena de países. Sin embargo, las empresas encuestadas, 4.125, inciden también en otros aspectos como la disposición a trabajar en equipo que atribuyen a los estudiantes que salen de sus aulas o el compromiso con la responsabilidad social y la ética de los mismos. El periódico económico vincula estos aspectos a la "tradición humanista cristiana" de esta escuela española.

"Los ranking siempre contienen una porción de verdad y a la vez conducen a una lectura sesgada de la realidad, pero el hecho de que haya escuelas españolas que se midan con las top es siempre positivo, nos beneficia a todos", reflexiona Francisco Iniesta, director general asociado del campus de IESE (Universidad de Navarra) en Madrid.

Cada publicación emplea su propia metodología en su clasificación. En concreto, la del WSJ se basa exclusivamente en lo que opinan las empresas que contratan a másters. Según explican las escuelas, la lista de compañías que reclutan a futuros directivos se la proporciona al periódico cada institución formativa.

"Las clasificaciones que incluyen más variables, como por ejemplo el salario que se ofrece a los MBA al acabar el programa, las ofertas de puestos directivos que le llueven o la proporción de extranjeros entre el profesorado son más completas", critica Gonzalo Garland, director de Relaciones Externas del Instituto de Empresa, que ocupa el lugar número 12 de la lista, frente al número 15 del IESE.

Si el perfil de empresa contratante es muy internacional, es probable que la compañía acuda a distintos centros de todo el mundo, pero si se trata de empresas locales es más probable que vayan a una escuela con buena reputación del propio país. "Eso puede explicar un 50% de las preferencias por Esade, pero no la otra mitad", replica Losada.

A la metodología puede atribuirse, por ejemplo, que otras instituciones de renombre como las americanas Harvard, Wharton y Stanford o la francesa Insead ni siquiera aparezcan entre las 15 primeras de un total de 24. El Wall Street Journal apunta a este respecto que "la calidad académica no es la preocupación principal entre muchos de quienes responden a la encuesta", que sí priorizan otras cuestiones como las habilidades para comunicarse o para resolver problemas de los estudiantes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 21 de septiembre de 2006