Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:SUPERVIVIENTES DEL ATAQUE AL PENTÁGONO | Cinco años después del 11-S

"No debes dejar que te posea el odio porque puede destrozarte"

Qawiy Sabree sabe que debería estar muerto. A las 9.38 del 11-S estaba sentado junto a varios compañeros en una oficina entre los pasillos 4 y 5 del flanco del Pentágono contra el que chocó el avión de American Airlines. "Estábamos todos reunidos viendo los atentados de Nueva York por la televisión. En ese momento yo me fui porque tenía que comentarle algunas cosas a uno de mis jefes. Cuando estaba al otro lado del pasillo, el avión atravesó la pared y todo ardió. Ese día no lo olvidaré jamás. La gente con la que había trabajado durante tanto tiempo... todas esas vidas fueron simplemente arrebatadas. Vi a muchos en llamas".

Los 80.000 litros de combustible del avión y la explosión del impacto mataron a 189 personas: 125 dentro del Pentágono y las 64 que iban a bordo del avión. Sabree, que cree que lo que ocurrió hace cinco años fue "una llamada para despertar y darnos cuenta de la magnitud del peligro", está aún obsesionado por la batalla del rescate entre llamas y escombros y por el año que pasó sumido en la labor de reconocimiento de los cadáveres destrozados. "He procurado alejarme del despecho, de la rabia, del odio, de la desesperanza. Todo eso puede consumirte. No debes dejar que te posea el odio, porque puede destrozarte. Tú puedes ser una víctima viva del 11 de septiembre y ni tan siquiera saberlo. Puedes haber fallecido ese día y no ser consciente".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 11 de septiembre de 2006