Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Caos en el aeropuerto de Barcelona

Las compañías pueden alegar "fuerza mayor" para no pagar, según un consejero

El consejero de Trabajo e Industria de la Generalitat, Jordi Valls, advirtió ayer de que las compañías aéreas podrían alegar causas de "fuerza mayor" para sortear las posibles compensaciones a que tuvieran derecho los pasajeros afectados por el plante de los trabajadores de tierra de Iberia el pasado viernes en el aeropuerto de Barcelona.

Valls se refería al reglamento europeo sobre compensación y asistencia a viajeros, que establece indemnizaciones de 250, 400 o 600 euros en función del tipo de viaje (corta, media o larga distancia) en caso de cancelación del vuelo. Pero esa normativa (en vigor desde febrero de 2005) establece que las obligaciones del transportista se deben "limitar o excluir" si concurren "circunstancias extraordinarias que no hubieran podido evitarse incluso si se hubieran tomado todas las medidas razonables", entre otras "riesgos para la seguridad" y "huelgas".

No está del todo claro cómo afecta este reglamento a los usuarios afectados de Iberia y del resto de compañías, según las fuentes del sector consultadas. En todo caso, el ente público que gestiona los aeropuertos, AENA, había recogido ya 3.500 reclamaciones hasta el lunes, además de las 69 recibidas en la Oficina Municipal de Información al Consumidor de Barcelona. El teléfono habilitado por Fomento es el 900 100 405.

En todo caso, Valls afirmó que Iberia está cumpliendo las obligaciones que establece la normativa relativas al reembolso del billete, cambio de vuelo o alojamiento.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 3 de agosto de 2006