Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Zahara reclama sus noches

Artistas se unen a una protesta en defensa de los chiringuitos de la playa y el ocio nocturno

"Éste era un sitio único en el mundo y se lo han cargado". El Gran Wyoming defiende Zahara de los Atunes (Barbate, Cádiz) como un lugar privilegiado, donde se podían escuchar gratis conciertos de prestigio con el rumor de las olas como fondo. Pero este verano el Ayuntamiento de Barbate, en aplicación de la ley de Costas, ha prohibido el uso nocturno de los chiringuitos. Hosteleros, vecinos, veraneantes y rostros conocidos participaron ayer en una festiva protesta en defensa de las noches de Zahara.

Los chiringuitos La Gata, El Buitre y La Luna han sufrido este verano la estricta normativa de Costas, que limita el espacio de los chiringuitos a 20 metros cuadrados y prohíbe ampliar su horario más allá de las 22.00. La pasada semana la policía municipal desmantelaba los escenarios e instalaciones añadidas al propio chiringuito que excedían el tamaño permitido. Desde ese momento, los responsables de estos bares han promovido una campaña de protesta que ayer culminaba con una concentración en la parada de taxis de la pedanía barbateña, que reunía a más de 300 personas.

Entre los manifestantes, resaltaban los rostros de algunos de los veraneantes más ilustres de estas playas. El Gran Wyoming, Pablo Carbonell, Pastora Vega o Fernando Trueba se sumaron a la campaña con tono reivindicativo. Los famosos fueron los elegidos para dar la cara y la voz. Ellos leyeron el manifiesto oficial, escrito por los dueños de los establecimientos, aunque con interrupciones por sus propias reflexiones y quejas personales. "Estos chiringuitos han traído mucha gente a Zahara y eso no lo tiene en cuenta el alcalde", dijo Carbonell

El primer edil barbateño, Juan Manuel de Jesús (PP), fue objeto de la mayoría de las críticas. Él asegura que se ha limitado a cumplir la ley. "Costas es la que marca lo que hay que hacer y nosotros tenemos que respetarlo", explica. El Ayuntamiento también se refiere a las quejas de vecinos y clientes de hoteles que no pueden dormir debido a los ruidos que generan estos establecimientos nocturnos.

Los manifestantes se oponen a las razones del Consistorio. "Si los hoteles están llenos es gracias a los chiringuitos", dijo Carbonell entre aplausos. "Dicen que están cumpliendo la norma pero esto no pasa en ningún otro sitio de España", lamentó El Gran Wyoming. El carácter único de Zahara es precisamente el principal valor de esta pedanía, según los artistas.

Por los chiringuitos han pasado artistas como Amparanoia, El Bicho, Los Ronaldos, Los Delinqüentes, La Cabra Mecánica, Kiko Veneno, entre otros, que han rebajado su caché y han ofrecido conciertos gratuitos junto a las olas. "Teníamos preparado un especial con flamencos muy importante y algunos grupos y cantantes cerrados", explicó Antonio Sánchez, propietario de La Luna. Según denunció, ha perdido toda la campaña de verano y el uso diurno apenas dará para hacer frente a los gastos. "Entregaremos firmas al Ayuntamiento y no pararemos hasta que el alcalde nos reciba", anunció Eloy Sánchez Gijón, hermano de Aitana, y dueño de La Gata.

La protesta terminó con gritos. "¡Queremos chiringuitos!, ¡queremos chiringuitos!". Cánticos reivindicativos para reclamar el regreso de la música y la diversión a las noches de Zahara de los Atunes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 23 de julio de 2006