Los sindicatos de RTVE aceptan reducir la plantilla en 4.150 personas

El acuerdo garantiza un mínimo de 8.200 horas de producción propia al año

Un total de 4.150 trabajadores, la mitad de plantilla estable actual, abandonarán RTVE en los próximos meses. La nueva radio y televisión estatal funcionará con 5.900 empleados fijos y 500 contratados. El recorte laboral se materializará mediante un sistema de prejubilaciones (a partir de los 52 años) y de bajas incentivadas. La Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) y el Ente Público sellaron ayer un acuerdo con los cuatro sindicatos para afrontar la reestructuración de RTVE, que garantiza la supervivencia de los centros territoriales y 8.200 horas de producción propia al año.

Más información

El acuerdo fue suscrito a última hora de la tarde de ayer por el presidente de la SEPI, Enrique Martínez Robles, y la directora general de RTVE, Carmen Caffarel, por un lado, y los máximos responsables de los sindicatos representados en el Ente Público, por otro. Con esta firma se cerraba una maratoniana negociación -iniciada el día anterior- que en principio sólo obtuvo el respaldo de CC OO. Ayer se adhirieron al pacto UGT, USO y APLI.

La reconversión laboral es la primera medida adoptada por la SEPI para afrontar la profunda reforma de RTVE y crear las bases de la nueva Corporación. Será una empresa configurada como una sociedad anónima con capital estatal y nacerá tras la liquidación del actual Ente Público.

La plantilla "objetivo" de RTVE se ha establecido en 6.400 empleados (5.900 fijos y 500 contratados) y estará compuesta por los trabajadores de la Corporación, las sociedades o fundaciones participadas o controladas mayoritariamente por RTVE y por el grupo en liquidación. Actualmente, la plantilla la integran 9.366 trabajadores (8.242 fijos y 1.124 contratados).

Para la salida de los 4.150 excedentarios, RTVE propone un sistema de prejubilaciones y de bajas incentivadas. La edad será el criterio determinante. Aquellos que tengan 52 años o más el 31 de diciembre de este año y una antigüedad superior a seis años (la oferta inicial era de diez) o los cumplan antes del 31 de diciembre de 2008 podrán acogerse a la jubilación anticipada. Hasta la edad legal de retiro (65 años) percibirán el 73% del salario bruto medio del último año, prácticamente el mismo porcentaje con el que RTVE cerró el expediente de regulación de empleo en 1997.

Para los menores de 52 años se negociará un sistema de bajas incentivadas. Las solicitudes se presentarán en el plazo de 30 días desde la aprobación del expediente, con el 30 de octubre próximo como fecha límite.

Readaptación

Paralelamente, se establecerán sistemas de movilidad voluntarios una vez que esté definida la plantilla de los distintos centros territoriales. Y se diseñarán cursos de formación, reciclaje y readaptación para aquellos que accedan a nuevas funciones profesionales. Los sindicatos y la empresa crearán una comisión para analizar la "tipología" de los contratados y establecer los requisitos, pruebas de acceso y plazos para su incorporación.

La empresa adaptará las categorías profesionales (que hasta hace poco superaban las 150) al nuevo modelo de producción y organización. Se crearán 1.358 nuevos empleos y 450 contratados pasarán a fijos. Los trabajadores temporales, en todo caso, no rebasarán el 10% de la plantilla.

Tanto Martínez Robles como Caffarel calificaron de "histórico" el acuerdo. "Es muy respetuoso con los trabajadores que se marcharán, a los que se les ofrece una salida digna, y con los que se quedan, porque garantiza su estabilidad", dijo la directora general. Para el presidente de la SEPI, el pacto viene a complementar la ley de reforma de RTVE aprobada en mayo. Los sindicatos anunciaron que el acuerdo será sometido a referéndum y aplaudieron la decisión de no cerrar ninguna emisora de RNE. Sin embargo, no han conseguido salvar la cadena catalana Ràdio 4.

El sindicato UGT presionó hasta el último minuto para que los centros territoriales tengan un mínimo de 32 trabajadores, pese a que la producción informativa se verá notablemente mermada. La SEPI quería reducir a unos 25 el número de empleados en los centros uniprovinciales.

Los trabajadores han arrancado un compromiso para mantener determinados niveles de producción propia y evitar que las empresas privadas copen los contenidos. Así, se estipula que a partir de 2007, el número de horas de producción propia en TVE-1, La 2 y Teledeporte será como mínimo de 8.200 (900 más que en 2004). Alrededor del 23% de ese tiempo (sin contar los telediarios) se efectuará en el centro de TVE en Cataluña, que tendrá capacidad para decidir sobre la producción de determinados géneros. Actualmente, Sant Cugat es la principal fábrica de programas infantiles y concursos.

Canarias, donde se radicalizó la protesta por la reducción del peso de los centros territoriales, tendrá un tratamiento especial. Esta comunidad será compensada por su condición de región insular y ultraperiférica y se tendrán en cuenta las necesidades derivadas de la diferencia horaria.

Orquesta y Coro

El futuro de la Orquesta y Coro de RTVE ha sido otros de los focos polémicos de la negociación. Finalmente, se ha optado por mantenerla dentro de la Corporación "bajo una fórmula jurídica que resuelva los inconvenientes actuales en relación con las exigencias comunitarias". La SEPI se había inclinado por traspasar ese organismo a una fundación en la que participara la propia RTVE. Según el acuerdo de ayer, los intérpretes y cantores podrán acogerse a las prejubilaciones como el resto de la plantilla.

El pacto prevé también la constitución del área de Multimedia e Interactividad para gestionar la plataforma de Internet y la creación de una unidad de I+D+I para potenciar la producción y comercialización de productos y servicios del grupo.

24 horas en Los Peñascales

Los directivos de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), de RTVE y los sindicatos del Ente Público han estado reunidos durante 24 horas seguidas en Los Peñascales, una urbanización situada en las proximidades de la localidad madrileña de Torrelodones. Utilizada habitualmente por el grupo industrial que gestiona las empresas públicas como centro de formación, el vetusto edificio ha servido de escenario para acercar posturas en torno a una negociación marcada durante meses por el desencuentro.

La maratoniana sesión se inició a las diez de la mañana del martes y concluyó 24 horas después con un pacto a medias. Los representantes de Comisiones Obreras salieron con un preacuerdo bajo el brazo, pero los de UGT tensaron la cuerda hasta el último minuto y se levantaron sin aceptar compromisos finales.

Alrededor de 25 personas participaron en una reunión bañada en cafés y refrescos. A las siete de la tarde de ayer, la SEPI convocó una nueva ronda -esta vez en su sede corporativa- para suscribir el acta final de la negociación. Era el último acto de un largo proceso que incluyó un día de huelga.

LAS CLAVES DEL PACTO

- El acuerdo sienta las bases de la nueva Corporación, que sustituirá al actual Ente

- Los trabajadores mayores de 52 años, y con seis de antigüedad, podrán acogerse a la jubilación anticipada

- 450 contratados temporales se convertirán en empleados fijos

- Los centros territoriales tendrán un mínimo de 32 trabajadores

- El centro en Cataluña asumirá el 23% de la producción propia, excluidos los informativos

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 12 de julio de 2006.

Lo más visto en...

Top 50