Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

El 'Hubble' recupera su buena vista

La NASA logra arreglar la cámara averiada del telescopio espacial

Hace unos días, durante los preparativos para el lanzamiento del transbordador Discovery, el director de la NASA, Michael Griffin, hizo una defensa apasionada del telescopio espacial Hubble y sus capacidades. Recordó la enorme resolución del observatorio en órbita para ver detalles de las estrellas y galaxias gracias a que está situado fuera de la atmósfera que interfiere en la visión de los telescopios terrestres. También destacó la ventaja de poder mantener el telescopio apuntado durante días y días a una misma fuente tenue en el cielo, acumulando su luz para obtener imágenes extraordinarias. "Con el Hubble, los astrónomos están investigando la misteriosa energía oscura y la materia oscura del universo", dijo Griffin en la base espacial de Cabo Cañaveral, en Florida (EE UU).

El problema se solucionó conectando el alimentador de reserva del aparato

Pero en ese momento (era el pasado viernes), el Hubble no funcionaba bien en absoluto y los ingenieros de la NASA estaban intentando arreglarlo; en concreto, intentaban reparar una de las cámaras del telescopio que se estropeó el 19 de junio. Lo lograron ese mismo día y, tras hacer todas las verificaciones, estaba previsto para ayer reanudar las observaciones astronómicas con el instrumento denominado ACS (cámara avanzada de rastreo, en sus siglas inglesas).

"Es la mejor noticia posible", comentó después Ed Ruitberg, director adjunto de la División de Astrofísica de la NASA. "Teníamos confianza en poder arreglar la cámara y ahora volvemos a hacer más ciencia de calidad increíble con ella".

El fallo se manifestó cuando los ingenieros responsables del control del Hubble recibieron indicaciones del telescopio en órbita de que el voltaje de la alimentación eléctrica del ACS estaba fuera de los límites aceptables, por lo que se desconectó automáticamente. Mientras los ingenieros analizaban el problema, siguieron funcionando con normalidad en el observatorio los otros dos instrumentos: las cámaras WFPC2 y Nicmos, según informó la NASA.

Era un problema de sobrecarga de la fuente de alimentación del ACS. El dispositivo funciona de modo parecido al adaptador de un ordenador portátil, que cuando se enchufa a la red proporciona el voltaje correcto al cargador del equipo, explicó Ruitberg. El viernes pasado, una vez identificada la avería, los expertos enviaron órdenes al observatorio en órbita para conectar el alimentador de reserva, que hasta ahora no había sido necesario utilizar, y se comprobó que el ACS volvía a funcionar bien.

La avería dio un buen susto a los responsables de la NASA y a los astrónomos de todo el mundo. El ACS es un instrumento de tercera generación compuesto de tres cámaras electrónicas con las que se puede observar el cielo en un amplio rango: desde el ultravioleta y la luz visible hasta el infrarrojo. Fue instalado en el telescopio espacial (de la NASA y la Agencia Europea del Espacio) en 2002 por los astronautas de una misión del transbordador.

La recuperación del ACS supone un respiro para el veterano observatorio espacial, colocado en órbita en 1990. Pero el Hubble está esperando una nueva y última visita de los astronautas que hagan algunas reparaciones necesarias para seguir funcionando algunos años, hasta 2010 o 2012, como quieren los astrónomos. Además, están listas cámaras nuevas y modernas para ser instaladas en el telescopio. El problema es que el accidente del transbordador Columbia de 2003 también dejó plantado al Hubble, al quedar suspendidos todos los vuelos siguientes de los transbordadores. Ahora, tras una larga controversia, la NASA contempla positivamente la realización de un vuelo más de servicio del Hubble, que debería cumplirse el año próximo. Pero todo depende de los resultados del vuelo del Discovery, cuyo lanzamiento se retrasó ayer por segunda vez. "No voy a dar luz verde a una misión del Hubble hasta que estemos seguros de que se han solucionado los problemas del transbordador", aseguró Griffin el viernes pasado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 3 de julio de 2006