Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

1,5 millones de europeos toman cocaína todos los meses

La Unión Europea se enfrenta a una epidemia de cocaína. Más de tres millones de europeos han probado esta sustancia. De ellos, se calcula que aproximadamente la mitad la consume de manera habitual (todos los meses), según los datos del Observatorio Europeo de Drogas y Toxicomanías (EMCDDA según sus siglas en inglés). "El consumo de drogas y la mortalidad asociada ha llegado a niveles sin precedentes y ofrece pocas muestras de que vaya a disminuir", afirmó la Comisión Europea en un comunicado hecho público ayer, Día Mundial de la Lucha contra las Drogas.

La sustancia ilegal que más se toma en la UE es el cannabis, con 12 millones de consumidores, de los que una cuarta parte lo fuman "prácticamente a diario", indica la Unión Europea. Esta droga es ya la segunda causa de solicitud de tratamiento, por detrás de la heroína: una de cada cinco personas que pide ayuda para superar una adicción lo hace por está causa.

Según informó el comisario europeo de Sanidad, Markus Kiprianou, cada año mueren 8.000 jóvenes europeos por el consumo de sustancias ilegales. Otros 20.000 fallecen por causas relacionadas indirectamente con el consumo de sustancias estupefacientes, como el sida, las muertes violentas, los accidentes y los suicidios, informa Europa Press.

La ONU mostró ayer su preocupación por el consumo de cocaína, y señaló específicamente a España, donde el porcentaje de consumidores (un 2,2% de los adultos) dobla la media europea (el 1,1%). En el resto del mundo, la mayor inquietud son los menores, indicó la ministra de Sanidad española, Elena Salgado. Por eso, el lema del día es Las drogas no son un juego de niños. Se trata de "niños que viven y trabajan en condiciones que les hace muy vulnerables al consumo y al pequeño tráfico". "Pero esta no es la situación de nuestro país", dijo Salgado.

Tratamiento de presos

Por eso en España el día contra las drogas se ha centrado en el consumo de la población reclusa. Según los datos de la Encuesta de Salud y Drogas entre los Internados en Prisión, realizada con 5.000 cuestionarios (sobre un total de 61.000 internos en 77 centros), uno de cada cinco sigue actualmente algún tratamiento para superar la adicción.

El consumo de drogas dentro de la prisión -donde están prohibidas-, es superior al de la media de la población, admitió la directora de Instituciones Penitenciarias, Mercedes Gallizo. En cambio, los internos consumen menos que antes de ingresar, y el Ministerio de Justicia busca formas de reducir más la oferta.

La sustancia que más se consume en las cárceles es el cannabis, seguido de los tranquilizantes y la heroína. La mitad de las prisiones tienen módulos de desintoxicación, indicó Gallizo, quien recordó que el compromiso del Gobierno es que en esta legislatura los haya en todos los centros que los necesiten.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 27 de junio de 2006