Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Industria multa a Iberdrola con 300.000 euros por los cortes de suministro de enero

La compañía eléctrica anuncia que recurrirá una sanción que cree "desproporcionada"

La compañía eléctrica Iberdrola deberá pagar al Gobierno vasco una multa de 300.000 euros por los cortes en el suministro eléctrico que sufrieron unos 50.000 clientes, básicamente de Vizcaya, durante el temporal de nieve del pasado 28 de enero, en especial centenares de vecinos de Morga y Errigoiti, que no volvieron a tener luz hasta cinco días después en algunos casos. Iberdrola, que ve "desproporcionada" la sanción, una de las mayores que le ha impuesto el Ejecutivo, anunció que la recurrirá ante la Viceconsejería de Innovación y Energía. La eléctrica ha talado ya 4.000 árboles para evitar que una nevada pueda volver a causar los mismos daños en su red que la de enero pasado.

La sanción a Iberdrola Distribución fue anunciada por la consejera de Industria, Ana Aguirre, en una entrevista en Radio Euskadi. La multa se impone por incumplimiento de la legislación vigente del sector eléctrico. El Ejecutivo considera que la compañía descuidó el adecuado mantenimiento de los espacios por los que discurren sus tendidos. "Hemos impuesto, en primera instancia, una sanción de 300.000 euros. Me imagino que Iberdrola en este momento tiene posibilidad de un recurso de alzada ante el viceconsejero de Innovación y Energía", José Ignacio Zudaire, explicó Aguirre.

El corte del fluido eléctrico se produjo el 28 de enero debido a la caída de ramas y árboles sobre los cables de los tendidos. La empresa movilizó a 250 personas, entre empleados propios y contratados, para devolver el suministro a los clientes, aunque centenares de ellos no volvieron a la normalidad hasta dos días después, plazo que en otros casos se alargó.

Fuentes de la compañía calificaron ayer de "desproporcionada" la multa en relación con los hechos ocurridos, ya que se trató de un incidente "fortuito" debido a la "fuerte" nevada. La compañía respondió al anuncio de sanción asegurando que actuó en aquellas circunstancias con "la mayor celeridad", atendiendo todas las reclamaciones de particulares y empresas en "un tiempo récord".

La consejera de Industria quiso quitar hierro a la sanción al asegurar que desde entonces Iberdrola ha mantenido una actitud muy positiva y "se ha puesto en contacto tanto con los prestamistas como con los propietarios de los terrenos para mantener adecuadamente los pasillos de las líneas eléctricas para que estos sucesos no vuelvan a producirse".

La eléctrica precisó que ya ha talado más de 4.000 árboles para ampliar las calles que discurren entre los tendidos, de forma que se puedan evitar incidentes similares en el futuro. Iberdrola sostiene que la calidad del suministro que presta en Euskadi "ha estado siempre por encima de la media de la compañía y por encima de la media del Estado".

Hace dos años, en enero de 2004, la Generalitat valenciana multó con un total de 198.333 euros a Iberdrola por su responsabilidad en el apagón que sufrieron 240.000 usuarios de toda la provincia de Castellón durante 20 minutos. Otras compañías eléctricas también han sido sancionadas por gobiernos autónomos por incidentes similares. La Junta de Andalucía multó a Endesa en 2002 y 2004 por apagones en Granada y en Sevilla.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 23 de junio de 2006