Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Hablar lenguas cooficiales

Desde hace 11 años he vivido en tres comunidades autónomas diferentes: País Vasco, Cantabria y Galicia. Cuando leo u oigo hablar de la obligatoriedad de hablar el idioma cooficial de las autonomías, no puedo dejar de sentir la impotencia que me causa tal injusticia. Yo creía que los españoles éramos iguales y no podíamos ser objeto de discriminación (en este caso, laboral). ¿Se imaginan ustedes cambiando de ciudad cada tres años aproximadamente y teniendo que aprender el idioma regional para acceder a un puesto de trabajo? Es de locos. ¿Acaso no tenemos el idioma español en común? ¿Por qué los gallegos, vascos, catalanes, valencianos y mallorquines pueden presentarse a una oposición en cualquier comunidad y yo no puedo en las suyas con los mismos derechos? Estoy de acuerdo con que se fomente el uso de estas lenguas, pero no con que sean un obstáculo para acceder a un puesto de trabajo. Si tanto interés tienen los políticos por que se usen las lenguas regionales, que no las usen como un impedimento para presentarse a una oposición, y paguen en nómina un plus al que las hable. Pero, claro, supongo que esto, al tocar el bolsillo de las administraciones, no vale. Más vale tocar el mío.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 22 de junio de 2006