Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las obras de la M-30 destruyen restos protegidos de un puente del siglo XVI

Patrimonio paraliza dos tramos por dañar "de forma intencionada" vestigios arqueológicos

El Ayuntamiento destruyó hace dos semanas de "forma intencionada" restos prehistóricos y arqueológicos durante las obras de soterramiento de la M-30, según sendos informes de la Dirección General de Patrimonio de la Comunidad. Patrimonio ha ordenado la "paralización inmediata" de dos tramos de las obras por la "destrucción" de los restos del pontón de San Isidro (siglo XVI) y de unas estructuras arqueológicas de "época prehistórica" [Edad del Bronce], ambos declarados bien de interés cultural. El Ayuntamiento asegura que "ha solucionado el problema".

El primero de los informes del Gobierno regional, denominado Propuesta de paralización cautelar de las obras del hallazgo H-19, que ya ha sido ratificado por el director general de Patrimonio, Javier Hernández, explica que durante el soterramiento de la M-30 entre el puente de Segovia y el de San Isidro, se hallaron "estructuras murarias" correspondientes con el ya desaparecido pontón de San Isidro. Éste, según los historiadores consultados, fue levantado en el siglo XVI. Su finalidad era conectar el llamado camino de Mohed con la ermita del Santo. La ermita fue erigida por Carlos V para agradecer a san Isidro que curase de "unas fiebres cuartanas" a su esposa, la emperatriz Isabel de Portugal. La tradición relata que las aguas del pozo de la ermita consiguieron sanarla.

El pontón contaba con siete potentes pilares, según la cartografía existente. Su tabla era de madera con pretil. Con el encauzamiento del río a principios del siglo XX, la estructura desapareció. Algunos historiadores calculan que el pontón fue sustituido por un nuevo puente en torno a 1910. De la estructura queda constancia gráfica en el Plano de Madrid de 1872-1874 elaborado por el general Ibáñez Íbero, otro redactado en 1761 por Chalmandrier, además de otros dos de Espinosa de los Monteros (1769) y de Tomás López (1785).

El pasado día 5 de mayo, los arqueólogos de la empresa Punto de Encuentro, la que lleva a cabo las prospecciones en esta zona (kilómetro 0,220 de la M-30), comunicaron a Patrimonio que habían descubierto "estructuras murarias" junto al colector que está construyendo el Ayuntamiento.

Catas y trincheras

Patrimonio determinó entonces que éstas correspondían al desaparecido pontón de san Isidro y que, a partir de ese momento, sería necesario emprender "catas y trincheras arqueológicas" para concretar la importancia del hallazgo, incluida la posibilidad de "ponerlo en valor" [extraerlo].

Pero el 1 de junio pasado, "y con anterioridad a la dirección arqueológica hubiera concluido con las actuaciones prescritas", las máquinas destruyeron el yacimiento. Patrimonio explica en su informe que "maquinaria pesada" en la noche del 31 de mayo al 1 de junio entró en la zona acotada, "sin comunicárselo" a los expertos, destrozó la zapata del pontón y "la parte lateral oeste".

Patrimonio, "visto que se ha producido una destrucción intencionada de restos patrimoniales" que cuentan con la máxima protección legal posible, ordenó el mismo 1 de junio "la paralización inmediata cautelar de las obras en un área de 25 metros a cada uno de los lados de la estructura".

El segundo expediente, también ya ratificado por el director general de Patrimonio, se denomina Paralización cautelar de las obras en el tramo 1 sur. Nuevo colector de la margen derecha. Éste detalla que el 31 de mayo en el punto kilométrico 5,100 de la M-30, los expertos constataron la "presencia de estructuras arqueológicas de la época prehistórica (silos de la Edad del Bronce)". Los inspectores ordenaron entonces la "paralización inmediata de los movimientos de tierra" y reclamaron "las actuaciones oportunas para la protección y documentación de los restos arqueológicos afectados". Sin embargo, según la Comunidad, el Ayuntamiento desoyó esta orden y provocó "la destrucción intencionada" de las estructuras arqueológicas. Patrimonio cree que ha sido destruido el 80% Por ello, este departamento ha ordenado "la paralización inmediata de las obras en el tramo comprendido entre los puntos 4.900 y 5.200".

El Ayuntamiento aseguró que ayer "ya estaba todo arreglado" y que las obras continuaban gracias a que se había desviado el colector que provocó los desperfectos. La Comunidad mantiene que la paralización continúa. Sin fecha.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 20 de junio de 2006