Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La mujer asesinada en Peñarroya pidió protección hace una semana

La juez encarcela a su ex compañero, detenido en Guadalajara

Antonio C. P., de 50 años, fue detenido en la madrugada de ayer tras confesar a la Guardia Civil de Torremocha del Campo (Guadalajara) que había matado a puñaladas a su ex pareja. Se trata de la mujer de 32 años hallada muerta el viernes en Peñarroya (Córdoba), que el domingo pasado había pedido una orden de protección ante las supuestas amenazas telefónicas del agresor. La juez ordenó ayer el ingreso en prisión del hombre.

Después de tres horas tomando declaración al acusado, la juez de Sigüenza (Guadalajara) decidió la orden de prisión por supuesto asesinato con ensañamiento y alevosía, informa Efe. La autopsia ha determinado que la mujer, E. M. P. T., recibió 33 puñaladas.

El hombre se confesó autor del crimen, aunque sostuvo que no se había desplazado de Barcelona hasta Peñarroya para cometerlo -lo que supondría alevosía-, sino para vender una casa que tenía en común con su ex pareja. "Ha estado muy entero y ha demostrado una tranquilidad absoluta y total", aseguraron las fuentes jurídicas. El agresor y su víctima tienen una hija de siete años.

La alcaldesa de Peñarroya-Pueblonuevo, Luisa Ruiz (PSOE), confirmó ayer que la mujer había presentado varias denuncias por maltrato antes de pedir, el domingo pasado, una orden de protección. "Éste era un caso de violencia doméstica identificado", dijo Ruiz. "Tuvo a su alcance todos los medios, aunque desgraciadamente no han ayudado". La regidora, que no precisó por qué la orden de protección no se llegó a ejecutar, indicó que la víctima recibía apoyo del Centro de Información de la Mujer de la localidad.

Según fuentes de la investigación, la víctima había mantenido una relación estable con el detenido, con quien convivió en Barcelona. Tras separarse, E. M. P. T. decidió volver a Peñarroya, donde vive su familia.

Los investigadores agregaron que el hombre se presentó hace unos días en la localidad cordobesa y se generó una discusión entre ambos, a raíz de la cual la mujer presentó su denuncia del pasado domingo, ante la Guardia Civil. También señalaron que, aunque la mujer solicitó una orden de protección, ésta no se encontraba aún vigente.

La directora del Instituto Andaluz de la Mujer en Córdoba, María Paz Gutiérrez, indicó que la víctima había solicitado atención en el Centro de la Mujer de Peñarroya y precisó que, en el momento de denunciar a su ex pareja, no presentaba lesiones físicas, aunque sí afirmaba haber sido objeto de amenazas y malos tratos psicológicos.

Fuentes de la Subdelegación del Gobierno de Guadalajara precisaron que el detenido se entregó alrededor de las once de la noche del viernes voluntariamente en el acuartelamiento, y declaró que había apuñalado a E. M. P. T. La Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Guadalajara se hizo cargo de la instrucción del caso. La muerte de E. M. P. T. eleva a 34 el número de mujeres muertas por violencia doméstica en el año.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 18 de junio de 2006