El futuro de Cataluña

ICV afirma ser "garantía" del fin de la saturación urbanística frente a CiU y el PP

La coalición Iniciativa Verds-Esquerra Unida (ICV-EUiA) rompió ayer en Premià de Mar su norma no escrita de no empañar la campaña del referéndum del Estatuto con promesas electorales y Joan Saura presentó a su partido como el garante de la preservación del litoral frente a la especulación urbanística, "propia de gobiernos de derechas". En un mitin en la plaza del Ayuntamiento, que reunió a más de una cincuentena de simpatizantes y curiosos, el líder de ICV, con la vista puesta en las elecciones de otoño, acusó a Convergencia i Unió (CiU) y al PP de poner "el mercado" por delante de la preservación de las costas, un día después de que el Gobierno hiciera público un informe que alertaba de un crecimiento exagerado de la especulación inmobiliaria en el litoral.

En el penúltimo acto de campaña, la coalición rojiverde invitó a la coportavoz del Partido Verde Europeo, Ulrike Lunacek, y al portavoz de la Confederación Española de los Verdes, Francisco Garrido, para defender el "ecologista" a un Estatuto "pionero" en Europa en cuanto al reconocimiento de derechos medioambientales. El ex consejero de Medio Ambiente, el ecosocialista Salvador Milà, presentó las intervenciones de Lunacek y Garrido, de Saura y del coordinador general de EUiA, Jordi Miralles. Tanto Saura como Miralles aplaudieron el trabajo de Milà en el proceso de elaboración de los asuntos medioambientales del nuevo texto legal. El presidente de ICV arremetió contra CiU y el PP por "convertir el suelo en objeto de beneficio" y consideró necesario un gobierno de izquierdas en Cataluña para desarrollar políticas de sostenibilidad. Una vez más, Saura celebró el espíritu "federalizante" del nuevo Estatuto y se mostró convencido de que el Estado federal acabará con la confrontación entre nacionalismos.

"Más allá de la religión"

En su recorrido por Cataluña en defensa del Estatuto, ICV destacó por la mañana en Barcelona el modelo de enseñanza pública laica que define el nuevo texto legal, frente a la derecha conservadora que siempre ha privilegiado la educación religiosa. La vicepresidenta del partido, Imma Mayol, escogió el IES Verdaguer -el primero que construyó la II República-, en el parque de la Ciutadella, para pedir el al Estatuto "de las libertades", pues consagra valores que "van más allá de la religión", como la igualdad, la solidaridad y los derechos sociales.

Los ecosocialistas han intentado que los enfrentamientos partidistas empañaran lo mínimo posible su campaña. Pero en los últimos días no han tenido reparos en descargar toda su furia contra el PP y sus ataques al Estatuto. Mayol acusó a los conservadores de querer imponer modelos sociales "exclusivos y excluyentes" y de llamar "gentuza" a los que no los comparten, en alusión a un folleto en contra del Estatuto que presuntamente ha redactado el PP de Masquefa (Anoia).

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 15 de junio de 2006.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50