Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El primer ministro de Irak anuncia la liberación de 2.500 presos

El primer ministro iraquí, Nuri Kamal al Maliki, anunció ayer la puesta en libertad de 2.500 presos al tiempo que reiteraba mano dura contra la insurgencia suní leal al ex dictador Sadam Husein y conectada a la red terrorista Al Qaeda. En medios periodísticos, la medida es interpretada como un intento de Maliki de reforzar su autoridad, mientras su Gobierno permanece diezmado por la incapacidad para llegar a un acuerdo que permita nombrar a los ministros de Interior y Defensa.

"Los que serán liberados no serán personas leales a Sadam Husein, ni terroristas ni personas con sangre iraquí en sus manos", afirmó Maliki, que se hizo cargo del Gobierno el 20 de mayo.

Hoy se espera la salida de la cárcel de los 500 primeros prisioneros, pero el primer ministro no dio detalles de quiénes son los que se beneficiarán de la medida de gracia. Las cárceles iraquíes están abarrotadas sobre todo de suníes simpatizantes de Sadam.

Al mismo tiempo, fuentes de los hospitales indicaban que en lo que va de año las morgues de Bagdad han recibido 6.000 cadáveres, la absoluta mayoría de personas muertas violentamente en los enfrentamientos sectarios que amenazan con romper Irak. Las fuentes médicas añaden que el número de asesinatos ha crecido mes a mes e indican que las víctimas de la violencia pueden ser muchas más. Sin embargo, no quieren facilitar datos identificativos de los muertos para que no inflamen el odio desatado entre las comunidades que relativamente convivieron en paz hasta la invasión norteamericana.

Ayer mismo aparecieron envueltas en un plástico las cabezas de nueve personas, algunas de ellas tenían los ojos vendados. El macabro paquete estaba en una caja de fruta en un lado de la carretera, a las afueras de Baquba, una ciudad situada a unos 30 kilómetros al noreste de Bagdad. Las cabezas se encontraban en estado de descomposición, lo que revela que las decapitaciones se ejecutaron hace varios días.

En la misma zona se encontraron otras ocho cabezas hace unos días, entre ellas la de un mulá local suní.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 7 de junio de 2006