El primer ministro iraquí condena el "uso excesivo" de la fuerza

Agencias

El primer ministro iraquí, Nuri al Maliki, condenó ayer las "prácticas" de las tropas estadounidenses y el "uso excesivo" de la fuerza, en referencia a la matanza, el pasado mes de noviembre, de 24 civiles en la ciudad iraquí de Haditha, y que investiga el Ejército de EE UU.

"Se formará un comité ministerial para investigar este asunto y tratarlo con las fuerzas estadounidenses y sus principales líderes militares", señaló el primer ministro en declaraciones a la prensa sobre la matanza en la que 24 civiles fueron asesinados a sangre fría en sus casas por marines.

El Ejército de EE UU reconoció ayer que el miércoles sus soldados mataron en Samarra a dos mujeres, una de ellas embarazada, cuando se dirigían a la maternidad de un hospital. "El coche no respondió a los llamamientos e indicaciones de los militares y los soldados dispararon para inmovilizar el vehículo", decía un comunicado del Ejército.

Más información

Según un policía de Samarra, las dos mujeres, una madre y una hija de 55 y 35 años, se dirigían al hospital de esa ciudad en un coche conducido por un hijo y hermano de ambas, que se equivocó de camino. Tras entrar en una zona prohibida por su cercanía con una base de EE UU, un francotirador abrió fuego contra el vehículo, siempre según el relato del policía.

Mientras, Irak vivió ayer de nuevo una jornada marcada por la violencia y el horror. Varios proyectiles de mortero fueron lanzados contra un barrio en el sur de Bagdad y mataron al menos a nueve civiles. En la capital iraquí fueron encontrados los cuerpos torturados y asesinados de cuatro personas, un macabro hallazgo que es cada vez más frecuente, y que es una consecuencia de la actuación de escuadrones de la muerte, que muchas veces actúan bajo uniformes policiales. En Kerbala, una ciudad santa chií, apareció otro cadáver.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0001, 01 de junio de 2006.

Lo más visto en...

Top 50