El PP respalda las críticas de Rodríguez de Castro a los abogados del Estado

El consejero del PP en la Zona Franca y concejal en el Ayuntamiento de Cádiz, Ignacio Romaní, calificó ayer como "llamativo" que los abogados del Estado, que fueron "asesores" del ex delegado del recinto fiscal, Manuel Rodríguez de Castro (PP) durante su gestión entre 1996 y 2001, ejerzan ahora la acusación contra este alto cargo en el caso abierto por las irregularidades detectadas en el contrato millonario para poner en marcha el portal informático Rilco. El propio Rodríguez de Castro había cuestionado también la actuación de estos letrados.

El ex delegado de la Zona Franca había asegurado que es "indecente" e "impresentable" que los que fueron asesores suyos en su etapa al frente del recinto fiscal sean los mismos que ahora le han presentado una querella por adjudicar irregularmente un contrato de 4,2 millones de euros a una empresa de Miami, con cuyos propietarios tuvo otros negocios, para crear un portal de comercio electrónico, que nunca llegó a funcionar. Rodríguez de Castro había criticado a los abogados del Estado a su salida de los juzgados el pasado miércoles. De hecho, se había negado a contestar a sus preguntas. Ayer el PP se sumó a estas críticas. "Es muy llamativo, como también dijo Miguel Osuna (sucesor de Rodríguez de Castro, también del PP), que los asesores que tenían los delegados sean parte de la acusación, además de estar asesorando a los que están ahora", aseguró ayer Ignacio Romaní.

El ex delegado había mantenido el miércoles que contaba con el apoyo de su partido, particularmente, el de la alcaldesa de Cádiz, Teófila Martínez, a pesar de que reconoció que no habla con ella desde que dimitiera de su carga en 2001. Según Romaní, esta ausencia de conversaciones es la prueba de que no hay relaciones entre el PP y Rodríguez de Castro. "Nosotros tomamos la decisión que teníamos que tomar en su momento, que fue sustituirle por un nuevo delegado. Ya dijimos todo lo que teníamos que decir sobre él", recordó Romaní, quien ayer prefirió no repetir la condena abierta a la gestión de Rodríguez de Castro y la petición de restitución del daño causado que dirigentes de su partido, entre ellos Martínez, han realizado en los últimos dos años.

Al PSOE estas explicaciones no le convencen. El secretario local del PSOE, Federico Pérez Peralta, exigió a la alcaldesa de Cádiz que aclare sus "buenas relaciones" con Rodríguez de Castro. Tachó de "cínica" la actitud del ex delegado durante su presencia en los juzgados de Cádiz por "pedir tranquilidad a los gaditanos y decir que no es para tanto lo ocurrido en la Zona Franca después de la lluvia de millones de euros que no se sabe dónde de están por culpa de su mala gestión y de la del PP". Lamentó que "no haya explicado dónde está el dinero que ha desaparecido de las arcas de la Zona Franca, ni tampoco muchas de las irregularidades que han sido denunciadas durante su gestión". El dirigente socialista recordó que fue Teófila Martínez la que respaldó el nombramiento de Rodríguez de Castro. "Ella lo trajo hasta aquí y no ha respondido todavía a todas las irregularidades que se cometieron. Fue su apuesta personal y debe contestar a la caótica gestión de los delegados del PP".

En las diligencias abiertas en el juzgado número 4 de Cádiz por el caso Rilco, deben todavía declarar más testigos, entre ellos, los propios abogados del Estado, que han sido citados a declarar por dos letrados, y ex trabajadores del portal informático.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 01 de junio de 2006.

Lo más visto en...

Top 50